Motor Volkswagen Caravelle

Larga vida al diésel

En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación

La sensación que transmite la Volkswagen Caravelle es que no parece un monovolumen o un vehículo pesado al volante. Su tracción 4Motion funciona de maravilla y sino fuera por la posición del habitáculo y que en los virajes notas su presencia, parece que lo que sale del garaje es un turismo normal y corriente. El empuje de su motor se siente desde el inicio y no tarda nada en alcanzar los cruceros es lo que podrás disfrutar de todo el confort que ofrece. No en vano acelera de 0 a 100 en apenas 9 segundos y eso en un vehículo de su talla es de agradecer.

El comportamiento de sus suspensiones también llama la atención porque absorbe perfectamente las irregularidades del terreno, algo que no sucedía con versiones anteriores de Volkswagen, algo que explica Autobild en la comparativa que realiza entre la T6 y la Mercedes Clase V. Ante tal abanico de posibilidades, no me extraña que mucha gente utilice este coche para escaparse de fin de semana o para conocer algún paraje escondido en una playa virgen. Sólo tienes que preocuparte por apagar el coche, sacar tu mesa y algo de picar, porque el resto es cosa de la Caravelle.

La Volkswagen Caravelle solamente cuenta con tres motores diésel en su gama de especificaciones para España. Las potencias de estos tres propulsores son bastante variadas en función del uso que se vaya a hacer de la furgoneta de VW. La posibilidad de equipar uno u otro motor también depende del acabado que se escoja entre las dos opciones disponibles que tiene el consumidor. Todos ellos se caracterizan por su óptima velocidad y sus reducidos consumos.

Motores diésel de la Volkswagen Caravelle

Los tres motores diésel son de cuatro cilindros y de dos litros de cilindrada. El primer bloque de motor disponible con la última versión de la Volkswagen Caravelle genera una potencia de 102 CV y está concebido para aquellos que realizan desplazamientos ciertamente cortos o necesitan un vehículo amplio para sus necesidades laborales. Los consumos cifrados por Volkswagen para esta especificación son de 6,1 litros tanto para la versión corta como la larga.

En segundo lugar se encuentra el 4Motion de 150 CV, un empuje mucho más sensato para que la Caravelle se convierta en un vehículo más que solvente para los viajes de verano o escapadas de fin de semana con toda la familia y sus respectivos equipajes. Puede equiparse con la caja de cambios automática tipo DSG del grupo alemán. Los consumos oscilan entre 5,9 y 6,3 litros cada 100 kilómetros en función de la terminación escogida.

Por último, el motor más potente proporciona 204 CV de potencia con los que supera la barrera de los 200 km/h como velocidad máxima y también acelera de 0 a 100 en menos de 10 segundos. Sus consumos pueden llegar a ser incluso de 6,2 litros con el cambio DSG.