Motor Suzuki Celerio

Todo a una carta

En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación

El comportamiento del Suzuki Celerio se caracteriza por la comodidad más que por la viveza o un comportamiento dinámico reseñable, algo que explica bien Autobild en su prueba. Al ser un tricilíndrico, su reacción inicial es viva y permite alcanzar los 100 km/h en 14 segundos. Uno de los puntos fuertes del Celerio es lo bien que absorbe los ruidos, ya que en autopista es posible mantener cruceros sin que el ruido se convierta en un elemento molesto.

En cuanto al manejo, lo ideal es que no le exijas más de lo que te puede dar. Es decir, que si quieres apurar en una curva girando con el volante hasta el límite, te encontrarás con que la respuesta del coche no va por el mismo camino y no aguantará tanta agresividad. En cambio, si te limitas a hacer lo justo y necesario, el aplomo y el buen comportamiento serán los dos aspectos que más te llamen la atención del Suzuki Celerio. Por otro lado, los consumos son muy contenidos, ya que Suzuki da 4,3 litros y en la mayoría de pruebas de prensa, los periodistas apenas han superado los cinco litros con una conducción mixta.

Como sucede con otros pequeños coches urbanos de Suzuki, el Celerio solamente cuenta con una variante gasolina en su catálogo, de forma que el diésel no tiene cabida dentro de este utilitario que compite con otros coches de pequeño tamaño como el Seat Mii o el Peugeot 108. Al estar concebido para la ciudad, no te esperes que su respuesta en autopista sea una maravilla, porque lo cierto es que sufre bastante en carreteras con ciertos desniveles. No pretende ser un compañero de largos cruceros, sino más bien un ayudante más que válido para moverte dentro de la jungla urbana y que las excursiones por el centro de las urbes sean cómodas y sin preocupaciones por aparcar en lugares pequeños o en calles estrechas.

Motores gasolina del Suzuki Celerio

El Suzuki Celerio cuenta con una única especificación de motor gasolina que se incluye en sus cuatro acabados. Se trata de un bloque de 1.0 litros que obtiene una potencia máxima de 68 CV y un par motor de 90 Nm al que llega con 3.500 rpm. El motor pertenece a la familia K10B de Suzuki y se caracteriza por su elasticidad y buen comportamiento en ciudad. Con tres cilindrios, es un propulsor que empuja con cierto carácter a bajo régimen para salir el primero de los semáforos. Los consumos se cifran en unos 5 litros para el uso urbano, una cifra bastante corta, 3,7 litros de consumo extra-urbano y 4,3 litros de consumo mixto.