Motor Nissan GT-R

Un fantástico motor con 570 y 600 caballos

En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación

La conducción es, sin duda, el punto fuerte de este súper-deportivo. Con sus 570 caballos de fuerza, las sensaciones a flor de piel están aseguradas al volante del GT-R. Una de las características de este coche es que permite ser conducido llevándolo al límite de sus posibilidades, como un auténtico piloto de carreras, o de una manera más “cívica”, teniendo en cuenta que debajo del capó hay un corazón con 570 caballos. Eso es posible gracias a los tres modos de conducción disponibles que permiten ajustar el tarado de las suspensiones y, también, a otros tres modos para regular la transmisión. En el modo Normal y Confort, el deportivo japonés se muestra más “relajado” y ofrece un comportamiento bastante agradable y cómodo en autovía, así como el paso de una marcha a otra es más suave.

La cosa cambia cuando seleccionamos el Modo R. Las suspensiones se endurecen y el cambio se vuelve algo más brusco. La aceleración a fondo es muy agresiva, casi como si una enorme mole nos embistiera por la espalda, y si lo llevamos en la zona alta del cuentavueltas, el GT-R se convierte en una auténtica bestia. La estabilidad es buena y el coche se muestra firme en los virajes. Sin embargo, la dirección es algo lenta y, unido a su elevado peso (1.800 kilos en vacío) hace que el coche pierda agilidad en carreteras donde hay que enlazar muchas curvas. En la entrada en curva, tiende a subvirar, pero después, apretando el pedal del acelerador, dibuja perfectamente la curva con la zaga, aunque sin perder el control, gracias a la tracción a las cuatro ruedas y a la ayuda conveniente del control de estabilidad. El potente equipo de frenado, compuesto por discos ventilados de Brembo, cumplen a la perfección con sus obligaciones y detienen al GT-R con contundencia.

El Nissan GT-R está disponible con un único motor, aunque con dos niveles de potencia, 570 y 600 caballos.

Motores de gasolina del Nissan GT-R

Se trata de un bloque V6 de doble turbo de 3.8 litros que desarrolla 570 caballos de potencia a 6.800 rpm capaz de impulsar al GT-R de 0 a 100 km/h en tan sólo 2’8 segundos. El consumo mixto declarado es de 11’8 litros a los 100 km. En segundo lugar, está la versión Nismo, que equipa la misma mecánica pero con una potencia elevada hasta los 600 caballos, aunque, el incremento de potencia no altera las prestaciones oficiales.