Motor Hyundai Elantra

Variedad limitada pero muy eficaz

En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación

Tal y como afirman desde Automoción, si hay una palabra que define el comportamiento del Hyundai Elantra esa es “equilibrio”. Nadie puede dudar que en la fábrica surcoreana se han centrado mucho en ofrecer una berlina en la que predomine el confort durante la marcha y quizás no tanto las sensaciones enlazando curva tras curva, aunque lo cierto es que el Elantra ofrece más posibilidades de diversión que otros rivales de su segmento como el Seat Toledo o el Skoda Rapid.

El hecho de que en la versión 2016 se haya incluido el motor diésel es un punto que juega muy a favor del Elantra, no sólo por su mejor precio, sino porque se trata de un propulsor que se comporta de maravilla. A bajas vueltas sale disparado y sorprende el poco ruido que hace cuando circulamos a velocidades más elevadas. El tacto de la caja de cambios automática no está mal pero no es un DSG de Volkswagen. Sin embargo, con la configuración manual la conducción es todavía más agradable porque la palanca está muy bien situada. Por último, hay que decir que los modos de conducción son todo un acierto y segmentan el público objetivo que puede sentirse atraído por el Hyundai Elantra. Desde conductores más ciudadanos que usarán y agradecerán el modo Eco, como los que busquen exprimir su potencial con el Sport.

La última versión del Hyundai Elantra, la del 2016, ofrece a los consumidores dos mecánicas de motor, una de gasolina y otra diésel. Quizás estaría bien que hubiese algo más de variedad, sobre todo en las potencias porque en ambos bloques solamente hay una opción de potencia. En cualquier caso, son propulsores que cumplen de sobra con las necesidades que se le pueden exigir a una berlina de estas características.

Motor gasolina del Elantra

La mecánica de gasolina que mueve al Hyundai Elantra está formado por un bloque MPi de 1.6 litros que logra alcanzar una potencia máxima de 128 CV. Está disponible en los acabados Klass y Tecno y sus consumos de combustible son de unos 6,6 litros cada 100 kilómetros según las cifras que proporciona Hyundai. No es de lo más generosos en este aspecto pero tampoco es el que más gasta de su segmento.

Motor diésel del Elantra

Por su parte, la especificación diésel del Elantra está compuesta por otro bloque de 1.6 CRDi con una potencia de 136 CV, algo más que su homónimo de gasolina. Con los acabados Style y Tecno se puede montar una caja de cambios automática de doble embrague.

En consumos es va bastante ajustado, ya que Hyundai garantiza 4,1 litros a los 100 con la caja de cambios automática y 4,5 sin ella.