Motor Alfa Romeo Stelvio

Tres diésel y dos de gasolina

En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación

Uno de los puntos más atractivos del SUV de Alfa Romeo son las sensaciones que transmite al volante. Pese a que definir como deportivo a un vehículo con una altura al suelo de 21 centímetros está muy cerca de ser un oxímoron, la realidad es que el Stelvio sí se acerca y bastante a esa definición. Su chasis ligero, su plataforma que le permite reducir entre 100 y 200 kilos de peso, en relación a algunos de sus rivales directos, su gama de motores y el cambio automático de ocho relaciones, cuyo salto de una marcha a otra es casi imperceptible, hacen que el comportamiento en carreteras de curvas sea sorprendentemente ágil, sin percibir apenas balanceos, algo común en coches de este tamaño y altura.

Sus dimensiones contenidas (4’68 metros de longitud, 1’90 de anchura y 1’67 de altura) hacen que sea un vehículo muy fácil de conducir y, gracias a su puesto de mando más alto, transmite una gran sensación de seguridad y de tener todo bajo control. Esa sensación se acentúa con la inmediata respuesta que ofrece la dirección, muy directa rápida. Su peso, en torno a 1.600 kilos, y un reparto muy equitativo del mismo, ayudan a que el Stelvio tenga unas reacciones muy dinámicas en curvas. También contribuye a ello la tracción total que, en condiciones normales, es trasera y, dependiendo de las necesidades, traslada hasta un 50% del par al eje delantero.

El Alfa Romeo Stelvio dispone de un selector con tres modos de conducción: Eco, Confort y Dynamic. A diferencia de otros modelos, en el SUV italiano se perciben notables diferencias entre uno y otro. Con el modo Eco, la respuesta del motor es más relajada y el cambio mantiene un régimen bajo del motor para ahorrar combustible. Con el modo Confort, se comporta como una berlina para viajar. Mientras que, en el Dynamic, la respuesta del propulsor es más viva, el cambio apura más las marchas y la dirección es más dura. Es en este caso, cuando el Stelvio extrae todo lo que puede dar de sí y es capaz de sacar los colores a más de un biplaza.

El Alfa Romeo Stelvio puede estar equipado con tres motores diésel y dos de gasolina, con potencias que oscilan entre los 150 y 280 caballos. Todos están asociados a una caja de cambios automática de ocho velocidades firmada por ZF, cuyo rendimiento es realmente exquisito. La tracción es a las cuatro ruedas, aunque la versión con el motor diésel menos potente puede ser solo al eje trasero.

Motores de gasolina del Alfa Romeo Stelvio

En cuanto a la gama de motores de gasolina, la firma italiana ofrece un bloque de 2 litros turboalimentado y 4 cilindros con dos niveles de potencia, 200 y 280 caballos. Sorprende que en ambos casos, la marca homologa un consumo de 7 litros a los 100 km. El motor de 200 caballos acelera de 0 a 100 km/h en 7’2 segundos, mientras que el más potente de 280 caballos lo hace en 5’7 segundos, gracias a sus 400 Nm de par.

Motores diésel del Alfa Romeo Stelvio

La oferta diésel está conformada por un único motor de 2.2 litros turbodiésel que eroga 150, 180 y 210 caballos. El más modesto acelera de 0 a 100 km/h en 8’8 segundos y declara un consumo medio de 4’7 litros. El segundo, alcanza los 100 km/h en 7’6 segundos y declara el mismo consumo mixto. Por último, el más potente de 210 caballos, acelera en 6’6 segundos hasta los 100 km/h y homologa 4’8 litros de consumo medio.