Interior Volkswagen Scirocco

Obra de ingeniería alemana

En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación

Por un lado, se puede asegurar que todas las partes en el interior de Scirocco funcionan bien entre sí ya que todas las partes del conjunto del habitáculo encajan una con otra y apenas se detectan materiales de baja calidad. Por otro, el diseño es similar al resto de modelos del Grupo Volkswagen por lo que no hay mucha novedad – de hecho, es más similar al de los modelos de hace varios años dado que su última revisión es de 2014 y a su vez se basa en un modelo de 2008.

La consola central está situada en una posición más baja con respecto a otros Volkswagen más modernos, pero por lo demás es una sensación de familiaridad ya que el interior es el mismo que se puede encontrar en el Golf o el Polo, asemejándose también a algunos modelos de Skoda o Audi. Ahora se ayuda también de sensores de aparcamiento delanteros, asistente de aparcamiento y sistema de aviso de vehículos en ángulo muerto, entre otros.

Espacio para pasajeros del Volkswagen Scirocco

En este aspecto no cabe ninguna duda de donde está el problema: el propio diseño del coche resta una gran cantidad de espacio para las cabezas de los que vayan en la fila de asientos trasera. Tanto es así, que aunque por sus características se considera un hatchback de tres puertas la sensación es similar a la de un 2+2 – como era de hecho el primer Scirocco – siendo el espacio para los pasajeros su principal desventaja ante rivales como el BMW Serie 2, el Subaru BRZ o el Hyundai Veloster.

Espacio del maletero del Volkswagen Scirocco

El Scirocco cuenta con un total de 312 litros de espacio en el maletero, una cifra que en sí es pequeña comparado con otros modelos, pero que entre los deportivos es de las más destacadas: supera al Audi TT, al BMW Z4, al Toyota GT86, al Porsche 718 Boxster e incluso a superdeportivos como el Aston Martin V8 Vantage, el Audi R8 o el Honda NSX. Sigue habiendo coches que le superan, como el BMW Serie 2, el Hyundai Veloster (320 litros) o el Peugeot RCZ (321 litros).