Acabados Toyota GT86

Un solo acabado posible

Desde 31.912 €
En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación
Ahórrate hasta 2.802 € Ver ofertas

Al contrario que otros coches del mercado actual, el GT86 2018 no se destaca por tener una gran cantidad de elementos de seguridad, sino más bien todo lo contrario – en particular en lo que se refiere a sistemas de seguridad activa. Siendo un deportivo pensado sobre todo para centrarse en conducir, no está tan avanzado a nivel de tecnología de seguridad. En definitiva, se centra en los sistemas básicos de seguridad, prescindiendo de avances contemporáneos.

Cuenta con sistemas bastante simples, como avisadores del cinturón de seguridad en los asientos delanteros (y no en los traseros), diversos tipos de airbags, un sistema de bloqueo automático de cerraduras y control de tracción para poder manejar de manera más segura los 200 caballos que se transmiten hacia el tren trasero. No lleva, por tanto, sistemas de avisos de cambio de carril involuntario o vigilancia en el ángulo muerto, como ocurre con otros modelos de la empresa nipona.

Los asientos delanteros llevan una estructura que previene los latigazos cervicales, muy comunes en caso de sufrir golpes desde atrás, mientras que los asientos traseros llevan anclajes Isofix para llevar niños con mayor seguridad. Por lo demás, los elementos del coche están más orientados a la conducción pura, aunque sí cuenta con control de crucero y sistema de asistencia de arranque en pendiente.

El GT86 sólo cuenta con un nivel de acabado (llamado Sport) en vez de lo que ocurre con otros coches, que llegan a tener hasta cuatro, cinco o más niveles de acabado. En este nivel de acabado se centran todas las opciones de equipamiento posibles, haciendo especial hincapié en elementos que mejoren la experiencia de conducción, algo para lo que se ha hecho este coche. Se puede escoger el motor 2.0 gasolina tanto con cambio automático como con cambio manual.

Por fuera se pueden destacar las llantas de aleación de 17 pulgadas, los faros traseros LED, el alerón trasero en color negro mate de serie (aunque puede ser también en el color de la carrocería), los pilotos delanteros y faros antiniebla LED y el sensor de luces. Lleva incorporados algunos elementos tecnológicos interesantes como el control de crucero, control de estabilidad con modo ‘Track’ que modifica la forma en la que patinan las ruedas traseras así como sistema de asistencia de arranque en pendiente.

Otros elementos presentes de serie en el GT86 son el inmovilizador, tubos de escape de dos salidas, arranque sin llave, velocímetro analógico y digital, levas en el volante, climatizador automático y asientos delanteros deportivos. Tiene un indicador de cambio de marcha que entra en el rabillo del ojo del conductor – este detalle es una referencia al AE86, que tenía también un pitido característico para avisar al conductor cuando debía cambiar de marcha.

Ahórrate hasta 2.802 € en la compra de tu Toyota GT86

Solicitar ofertas