Fiat Punto: Opiniones y precios

Resiste el paso de los años

Frontal del Fiat Punto
En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación
  • Buena relación calidad/precio
  • Amplio repertorio de motores
  • Amplitud en el interior
  • Poco espacio en el maletero
  • Varios rivales le superan en manejo
  • Motores poco potentes
  • 5 plazas
  • 3,4 - 7 l/100km

El Fiat Punto constituye la apuesta de la marca italiana y del Grupo FCA dentro del segmento de coches compactos y del segmento B en concreto debido a sus dimensiones y a su forma de hatchback. Un coche popular y bastante común en nuestras carreteras hoy día gracias a su mantenimiento económico, un Punto que se enfrenta en la actualidad a rivales de la talla del Volkswagen Polo, el Ford Fiesta, el nuevo Kia Rio, el Renault Clio, el Alfa Romeo MiTo o el Seat Ibiza, entre otros.

La historia del Fiat Punto es bastante curiosa, pues ha tenido una evolución bastante única en los últimos años. El Punto comenzó en un principio como el sustituto del Fiat Uno en 1993 (tenía una versión descapotable fabricada por Bertone en vez de en la planta de Fiat) y tuvo una segunda generación que estuvo desde 1999 hasta 2010. No obstante, en 2005 apareció el Grande Punto más amplio, que en 2009 pasó a ser el Punto Evo y en 2012 el Punto que tenemos en los concesionarios hoy día.

A nivel estético es bastante curioso cómo ha sido capaz de mantener un exterior muy similar al Grande Punto de 2005, suavizando las líneas de los faros o los parachoques para que se fuera adecuando al estilo del resto de modelos de Fiat. Aunque tanto los pilotos delanteros como los traseros se han cambiado y la parrilla ha sido modificada varias veces, la línea general se mantiene similar a la del Grande Punto, evolucionando así el diseño original de Giugiaro.

Gracias a su poco coste, sus prestaciones y la cantidad de piezas de repuesto, el Punto ha tenido algo de protagonismo en diferentes categorías de competición, tanto privados como oficiales – un buen ejemplo sería el Fiat Punto S1600 como el que llevó Sergio Vallejo en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. En 2007 Miguel Fuster lograría llevarse el título con un Fiat Grande Punto S2000.