Motor BMW X5

Disponible con tres motorizaciones

BMW X5 frontal
Desde 54.628 €
En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación
Ahórrate hasta 16.518 € Ver ofertas

BMW ofrece, normalmente, una amplia gama de motores en sus modelos. Sin embargo, este BMW X5 solo se puede elegir con tres mecánicas, una de gasolina de 340 caballos y dos diésel, de 265 y 400 caballos. Los tres presentan una arquitectura de seis cilindros en línea y tienen tres litros de cubicaje, sobrealimentados por turbocompresor. Las tres versiones tienen un cambio automático de ocho relaciones y convertidor de par, firmado por ZF y tracción total xDrive.

Motor de gasolina del BMW X5

Este motor corresponde a la versión xDrive40i, rinde 340 caballos y 450 Nm entre las 1.500 y 5.200 vueltas. Declara un consumo medio de 8,5 litros y unas emisiones de 193 gr/km. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos.

Motores diésel del BMW X5

La versión xDrive30d entrega 265 caballos y 620 Nm de par, entre las 2.000 y 2.500 vueltas, declara un consumo medio de 6 litros y 158 gr/km de CO2. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos. El diésel más potente es el M50d, está sobrealimentado mediante cuatro turbos y entrega 400 caballos y un par máximo de 760 Nm, entre las 2.000 y 3.000 vueltas. Acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos, homologa un consumo mixto de 6,8 litros y unas emisiones de 179 gr/km.

Conducción del BMW X5

El BMW X5 presume de un comportamiento en carretera excelente, en el que destaca el confort de marcha, por encima de la deportividad. Es una tendencia en los últimos SUV de BMW. Se apoya en un chasis que se puede configurar de varias maneras, según queramos una conducción más cómoda, deportiva o fuera del asfalto. Hay tres tipos de suspensiones, unas de muelles helicoidales estándar o deportiva, otros de dureza variables y otras adaptativa neumática. También puede contener una dirección en el eje trasero, que gira las ruedas en el mismo sentido de las delanteras o al contrario, para mejorar la estabilidad y agilidad.

El BMW X5 puede ser un buen SUV para circular fuera del asfalto. Opcionalmente, equipa un paquete xOffroad que incluye unas protecciones más robustas, las suspensiones neumáticas, que permiten elevar la altura libre al suelo, un diferencial trasero y un selector de modos de conducción con cuatro modos, xSand, xRocks, xGravel y xSnow, es decir, para circular por arena, rocas, gravilla y nieve. También equipa un control de descensos para mantener una velocidad constante en las pendientes.

Ahórrate hasta 16.518 € en la compra de tu BMW X5

Solicitar ofertas