Ford C-Max: Opiniones y precios

Un monovolumen medio válido para todo

Ford C-MAX
En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación
  • Espacio Interior
  • Precio
  • Versatilidad
  • Diseño Interior
  • Maletero
  • Opcionales Caros
  • 5 plazas
  • 3,8 - 8,2 l/100km

El segmento de los monovolúmenes se ha ido adaptando, con el tiempo, a las exigencias de las familias actuales y el Ford C-Max es un claro ejemplo de ello. Con unas dimensiones compactas, 4’38 metros de largo, 1’83 de ancho y 1’61 de alto, ofrece un gran espacio interior y muy cómodo, además de una calidad de rodadura sobresaliente y un comportamiento sorprendentemente ágil en curvas. La parte negativa la pone el maletero, con una capacidad inferior a la de sus rivales, los ajustes de algunas piezas del interior son mejorables y no dispone de serie de algunos elementos de seguridad como los sensores de aparcamiento. Es una buena alternativa a modelos como el Citroën C4 Picasso, el Renault Scenic o el Volkswagen Touran.

Uno de los puntos fuertes de los monovolúmenes actuales es el diseño, cada vez más alejado de los monovolúmenes antiguos y cuadrados. El Ford C-Max presenta unas líneas afiladas en el frontal, gobernado por la parrilla trapezoidal que caracteriza a todos los modelos de la marca, y unos grupos ópticos que atraen la mirada. La parte posterior, en cambio, muestra unas formas curvas y suaves, con un diseño más convencional, en el que llaman la atención, igualmente, los grandes pilotos. Visto desde fuera, el c-Max podría parecer un turismo normal, pero un poco más grande.

En cambio, es en el interior donde demuestra de verdad sus dotes de auténtico monovolumen. El habitáculo es amplio y ofrece un gran confort a los ocupantes, aunque las plazas traseras son sensiblemente más reducidas que en algunos de sus rivales como el Renault Scenic o el Volkswagen Touran. El ambiente dentro es bueno y permite realizar largas travesías sin ningún atisbo de cansancio. La sensación de calidad es buena, en líneas generales, aunque hay algunos ajustes mejorables.

El C-Max deriva del Focus, con el que comparte plataforma y otros elementos de desarrollo, como los motores. Hay disponibles tres mecánicas de gasolina y otras tres de gasóleo con potencias entre los 100 y 150 caballos, más que suficientes para usar el compacto monovolumen de Ford en todo tipo de circunstancias, tanto en trayectos cortos en ciudad, como en largos viajes por carretera.