Volvo V40 CROSS COUNTRY: Opiniones y precios

Un compacto premium que no desentona en el campo

Volvo V40 Cross Country
En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación
  • Sensación se seguridads
  • Calidad acabados
  • Rendimiento de los motores
  • Maletero
  • Visibilidad posterior
  • Espacio en las plazas traseras
  • 5 plazas
  • 3,8 - 6,4 l/100km

El Volvo V40 Cross Country es la variante con aspecto de todocamino del V40 y se diferencia de éste por tener unos elementos estéticos que le dan una imagen más campera. No tiene muchos rivales en el mercado, ya que los competidores directos del Volvo V40, como el Audi A3, el BMW Serie 1 y el Mercedes Clase A no cuentan con una versión de estas características. Lo más parecido podría ser el Volkswagen Golf Alltrack, pero tiene carrocería familiar, o el Mini Countryman, que pertenece a la categoría de los SUV. Mantiene las mismas cotas que el V40, 4’37 metros de largo y 1’78 de ancho, pero es un poco más alto, hasta alcanzar los 1’45 metros.

Estéticamente, el Volvo V40 Cross Country se distingue del V40 principalmente por tener una mayor elevación desde el suelo, 40 milímetros más, gracias a unas modificaciones en la suspensión y a unos neumáticos de mayor diámetro, y también por lucir unas protecciones de plástico en los parachoques y en los pasos de rueda, así como unas barras laterales en el techo que le dan esa imagen de todocamino. El Cross Country también se ha beneficiado del restyling que ha hecho la casa de Gotemburgo al V40. El frontal presenta una imagen seria y elegante, con unas ópticas que recibe la nueva iluminación LED que representa el ‘Martillo de Thor’, dios de la mitología sueca, y que le da un aspecto más impactante. La vista lateral, en cambio, tiene una cierta forma de cuña, con la línea de cintura que se eleva y un techo descendente. La zaga es quizá el elemento en donde Volvo ha querido mostrar una mayor creatividad, en detrimento de la funcionalidad, con un diseño algo forzado, que recuerda al deportivo C 30, y los pilotos incrustados en el pilar C.

El interior, por su parte, luce un aspecto típicamente Volvo, caracterizado por la sobriedad, pero sin dejar de ser elegante. Destaca el diseño de la consola central flotante, con espacio por detrás para dejar objetos. Los materiales son de una calidad muy buena y todo el habitáculo transmite una buena sensación de habitabilidad y seguridad. El espacio en las plazas traseras no es muy holgado para un coche de este tamaño, como tampoco lo es el maletero que, con sólo 335 litros de capacidad, es el más pequeño de su categoría.

En cuanto a motores, la gama del V40 Cross Country cuenta con dos ofertas en gasolina y otras dos movidas por gasóleo, con potencias que oscilan entre los 120 y los 190 caballos de la versión más potente, el gasolina T4. El cambio puede ser manual de seis velocidades o automático de seis u ocho relaciones, según la motorización. Pero, si por algo destaca este compacto, es por ofrecer un comportamiento correcto fuera del asfalto y por el gran abanico de sistemas de seguridad y ayudas a la conducción que puede tener, aunque muchos de esos sistemas son opcionales y, por tanto, hay que pagarlos aparte. Merece especial mención el air bag de peatón, el primer coche en disponer de un elemento de seguridad como este.