Volkswagen up!: Opiniones y precios

Que no te engañe su tamaño

En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación
  • Más que un restyling
  • Preparado para salir de la ciudad
  • Un prodigio en funcionalidad
  • Se echa de menos un navegador
  • Un acabado básico justo
  • El soporte del Smartphone, muy caro

Cuando Volkswagen anunció la llegada del Up! allá por el año 2011 fuimos testigos de un coche que respiraba modernidad y frescura en todas sus líneas. Quizás eso hizo que en su primer 'lavado de cara' del 2016 se optase por no alterar en exceso el diseño y las sensaciones que evoca este coche cuando lo miras. Con un par de pinceladas en forma de nuevos faros y parachoques delantero, Volkswagen presentó la línea continuista del Up! en el Salón de Ginebra, pero con muchas sorpresas en su interior.

Mejoras en los sistemas multimedia y en las opciones de personalización que tienen los usuarios a partir de ahora. Desde el color de la carrocería hasta la apariencia de sus llantas de aleación, el Up! quiere convertirse así en un coche rebosante de identidad y así catapultarse hacia el liderato del segmento A.

Junto a los retoques estéticos hay que destacar también la nueva opción de motorización 1.0 TSI, que con sus 90 CV hace que el Volkswagen Up! de un paso adelante en prestaciones de conducción. Es un coche que sigue siendo igual de preciso pero con un extra de diversión que no suele ser habitual en los de su clase. Puedes exprimir todo su potencial sin miedo porque te sorprenderá los pocos ruidos que transmite cuando alcanza su punta de velocidad. Acelera de 0 a 100 en menos de 10 segundos y puede superar los 180 km/h.

Con estas nuevas armas estamos ante un coche que sigue siendo de corte urbano pero con sólidos argumentos para salir de ese nicho y pasar al siguiente nivel. Una opción económica para un vehículo que perfectamente puede ser tu compañero para el día a día. En definitiva, una agradable excepción.