Interior Tesla Model 3

Minimalismo extremo

En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación

El interior del Tesla Model 3 se caracteriza por el minimalismo elevado a la máxima potencia. Tan solo encontramos un volante y una pantalla táctil de 15 pulgadas. Nada más. No hay un cuadro de instrumentos, ni una consola central, ni botones en el habitáculo. Los únicos botones que encontramos son los del volante y los mandos para subir y bajar las ventanillas. Todo, absolutamente todo lo demás, se gestiona desde la pantalla que, a diferencia de los otros modelos de Tesla, tiene una posición horizontal y no vertical. La sensación de calidad es muy buena, a la altura de sus rivales premium, con empleo de plásticos blandos, madera y cuero.

Desde la pantalla se gestiona el climatizador, el flujo del aire, el sistema de sonido, el teléfono o la radio, así como todas las funciones relativas a la conducción, modos de conducción, ajuste del chasis, la batería y las ayudas a la conducción, entre muchas otras funciones. Al no tener cuadro de instrumentos, el velocímetro aparece en la parte superior izquierda. La visualización es excelente, con una calidad gráfica muy elevada, y su maneja es intuitivo. Pero, el hecho de hacer todo a través de la pantalla, le resta ergonomía y hace que el conductor distraerse demasiado mientras conduce.

Espacio para los pasajeros del Tesla Model 3

La habitabilidad es muy buena, a pesar del diseño del techo. Las plazas traseras son holgadas para dos pasajeros. Hay mucha altura al techo y el espacio para las piernas es amplio. No hay túnel de transmisión, por tanto, hay espacio para los pies en la plaza central. No obstante, la anchura no es igual de buena y tres adultos viajarán algo incómodos. Delante, el espacio es también bueno. Solo la pantalla puede molestar en la pierna a algunos pasajeros.

Espacio del maletero del Tesla Model 3

El maletero es uno de los puntos flacos del Tesla Model 3. Solo dispone de 340 litros, un volumen muy pequeño para una berlina de 4,69 metros. Incluso hay compactos que ofrecen mayor capacidad. Además, no cuenta con un portón amplio como en otros modelos de diseño similar, sino con una tapa al estilo de un sedán. Esto dificulta el acceso y deja una boca de carga estrecha. En el interior, las formas no son muy regulares. Como es un coche eléctrico, no hay un motor bajó el capó. En su lugar, ofrece otro espacio de carga con 85 litros adicionales.