Conclusiones Audi e-tron

Lateral del Audi Q8
En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación
Ver ofertas

Al conducir el Audi e-Tron, solo notaremos que es un coche eléctrico por la ausencia absoluta de ruido en el interior. Ausencia de ruido, no solo porque el motor es eléctrico, sino también por la excelente insonorización del habitáculo. Demuestra un comportamiento muy estable en carretera, con mucho aplomo.

Hay que tener en cuenta su elevado peso, por encima de las dos toneladas y media, debido a las baterías, por lo que es inevitable percibir las inercias de la carrocería. Pero las suspensiones hacen un trabajo extraordinario para mitigar esos movimientos. De hecho, apenas se notan balanceos y transmite mucha seguridad en todo momento.

Únicamente si afrontamos curvas cerradas a una velocidad relativamente alta, notaremos que elevado peso del vehículo. Las suspensiones, aunque son adaptativas, tienen un tarado más bien firme, incluso en el modo Comfort, al contrario de lo que suele ser habitual en este tipo de SUV más enfocados a la comodidad de marcha. De esta forma, disimula mejor el elevado peso.

Es un coche muy fácil de conducir, al carecer de marchas, y la dirección guía con precisión al coche. No es un todoterreno ni pretende serlo, pero con la tracción cuatro y las suspensiones adaptativas, que permiten elevar la altura al suelo, puede circular por superficies forestales con seguridad.