por Redacción Carnovo

Guía para comprar un coche eléctrico: tipos de baterías y enchufes (II)

Comprar el mejor coche eléctrico, el que más encaje con tus necesidades, puede convertirse en un auténtico dolor de cabeza. Un río de datos de potencia, baterías, enchufes, cargas, autonomía… cuando tú lo único que quieres es un coche eléctrico que sirva para desplazarte de un lugar a otro. Por eso, para complementar nuestra Guía para comprar un coche eléctrico, en donde analizamos los tipos de coches eléctricos del mercado, hemos hecho una lista con los diferentes términos de baterías y enchufes.

Lo que nunca será un dolor de cabeza será la búsqueda del mejor coche eléctrico. Para encontrarlo entra en nuestro configurador. Gracias a él te puedes ahorrar más de 4.000 euros de media al comprar tu coche eléctrico nuevo. En tan solo 24 horas recibirás las mejores ofertas del mercado en tu correo electrónico de los concesionarios oficiales de tu zona.

kWh

La capacidad de la batería de un coche eléctrico se mide en kWh (kilovatios hora). Cuanto más kWh tenga una batería mayor será la potencia y la autonomía de un coche eléctrico. Por ejemplo, el Nissan Leaf tiene una batería de 40 kWh y una autonomía de 378 kilómetros con una sola carga.

Ah

Rara vez ocurre, pero algunos fabricantes miden la capacidad de sus baterías en Ah (amperios hora). Un buen ejemplo es el BMW i3, cuya batería tiene 60Ah o 94Ah de capacidad, que equivalen a 22kWh y 33kWh, respectivamente.

Ion litio

El grueso de las baterías que incorporan los coches eléctricos actuales están hechas de ion litio, lo que significa que funcionan de la misma manera que las baterías de los electrodomésticos, los teléfonos móviles o los ordenadores portátiles. Su capacidad disminuye con el tiempo, pudiendo quedarse en aproximadamente un 80% de la misma después de ocho años de uso.

Tipos de carga

Hay tres tipos de carga: lenta, de 3kW; rápida, de entre 7kW y 22kW; y muy rápida, de entre 43kW y 50kW. Por lo tanto, cuanto mayor sea el número de kW de un cargador más rápida será la recarga. ¡Pero ojo! Asegúrate de que tu coche eléctrico soporta ese número de kW, ya que no todos pueden aceptar los tipos de carga más rápida.

Tipos de enchufe

La mayoría de los coches eléctricos tienen un enchufe de tipo Menekkes de siete pines (conocidos como de Tipo 2). Algunos, como el Mitsubishi Outlander PHEV, también tienen un enchufe de cinco pines (de Tipo 1). Si un coche eléctrico tiene un enchufe de cinco pines puede cargarse con un enchufe de siete pines gracias a un cable adaptador.

Carga estándar

La gran mayoría de coches eléctricos pueden ser cargados en un enchufe con una toma de corriente básica, como las que hay en las casas. No obstante, la operación de carga tardará mucho más en completarse que si se utiliza un punto de recarga específico para coches eléctricos. En cualquier caso, nunca está demás consultar a un electricista para comprobar que todo está como debe.

Wallbox o cargador casero

Igualmente puedes comprar una estación de carga doméstica (muchas marcas tienen su Wallbox, como también se les denomina, específico) para tu coche eléctrico. Normalmente son bien un cargador lento de 3kW o bien uno de carga rápida (que lógicamente es más caro) de 7kW. Con el primero la carga se completará al 100% entre seis y ocho horas aproximadamente, mientras que con el de carga rápida la operación finalizará en tres o cuatro horas.

Cargadores públicos

Los encontrarás en carreteras públicas, en estaciones de servicio, en hoteles, en centros comerciales, en aparcamientos de la ciudad y hasta en puntos de interés turístico. Por lo general son cargadores rápidos que permitirán, dependiendo del modelo de coche eléctrico, cargar un 80% de la batería en más o menos media hora.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *