por Redacción Carnovo

GLP o GNC: ¿Qué combustible elijo para mi coche?

Aunque no son tan populares en la actualidad como los coches eléctricos o los híbridos, los coches con motores de gas también están cada vez más presentes en nuestras carreteras (no son energías alternativas ya que sigue siendo gas que proviene del petróleo). Existen dos tipos, Gas Licuado por Petróleo y Gas Natural Comprimido (GLP o GNC), los cuales vamos a tratar en este artículo. Existen coches interesantes en ambos tipos, por lo que si alguno te interesa puedes acceder a nuestra página principal y comprar las mejores ofertas de concesionarios oficiales en estos u otros coches nuevos.

GLP o GNC

glp o gnc

El GLP, conocido también como autogas, es una mezcla de butano y propano, es de los dos el que se puede encontrar en España con más facilidad, viéndose cada vez en más gasolineras por todo el país. También es muy recurrido sobre todo en Italia, por lo que algunos de los coches que más apuestan por esta tecnología provienen de allí. Algunos ejemplos son el Fiat Panda o el Lancia Ypsilon, dos modelos del Grupo Fiat Chrysler FCA – de hecho, muchos Fiat comerciales llevan versiones GLP.

Por otro lado, el GNC es 90% metano comprimido, siendo el mismo material que se puede encontrar incluso en casa – pese a ello, al menos a día de hoy es menos habitual que el GLP. El gran impulsor del GNC en los automóviles en la actualidad es el Grupo Volkswagen, teniendo ya variantes de diversos coches circulando con motores que funcionan con GNC. Algunos de ellos son el Seat Mii, el nuevo Seat Ibiza y el Audi A3 Sportback g-Tron.

El Grupo Volkswagen está trabajando duro en este aspecto y ha llegado a crear una planta en Alemania para generar metano de manera limpia, eliminando el mayor problema de la producción de este gas. Además, se está investigando la posibilidad de poder comprimir el mismo gas que tenemos todos en nuestras casas (este gas se compone en un 66% de metano) con un compresor conectado a la red. Esta especie de compresor, si llega a salir en el futuro, debería costar menos de 500 euros.

Ya dentro del coche, se diferencian en que el GNC está en estado gaseoso mientras que el GLP es líquido, además de tener una mayor energía calorífica en comparación con el GNC e incluso con la gasolina normal – otra ventaja que tiene el GLP es que es más barato el euro por litro que la gasolina, incluso más de 20 céntimos por litro en la actualidad (dependiendo de la gasolinera en la que se reposte, claro está).

Otro punto del debate técnico entre GLP o GNC reside el almacenamiento de cada uno: en el GLP se puede almacenar a una presión más bien baja ya que es líquido, pudiéndose utilizar tanques con acero delgado que resulten baratos de fabricar. Por el contrario, para almacenar GNC se necesita mucha más presión (en torno a 100 PSI para el GLC y unos 2.900 PSI, 200 bares), lo que requiere que se utilicen tanques con mucha más capacidad de compresión de manera que no se pierda combustible y, por tanto, autonomía del vehículo.

 

Descubre tu coche perfecto

Tanto si buscas un coche de combustión alternativa como si no, recuerda que si accedes a nuestro configurador podrás comparar las mejores ofertas de concesionarios oficiales a nivel nacional. En 24 horas recibirás hasta cinco, ¡hasta más de 4.000 euros de ahorro medio!

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *