por Redacción Carnovo

8 coches descapotables para disfrutar del otoño

Los coches descapotables son un complemento ideal para el buen tiempo y permiten disfrutar de la conducción al aire libre. Los hay biplazas o de cuatro plazas, con techo de lona o chapa, pero todos tienen un denominador común, la sensación de libertad que transmiten a los pasajeros. Esta es la lista de los mejores vehículos convertibles que podemos encontrar en el mercado.

¿Interesado en alguno de estos modelos? Accede a nuestro configurador que encontrarás en la página principal y compara ofertas de concesionarios oficiales a nivel nacional sin salir de casa. Nuestros usuarios se ahorran más de 4.000 euro de media.

coches descapotables

Mazda MX-5

Este japonés es el rey indiscutible de los descapotables. Desde que vio la luz la primera generación, en 1989, es el auto convertible más vendido de la historia y también uno de los más baratos que se pueden encontrar actualmente. Sus principales características son un peso muy contenido, un chasis muy bien logrado, tracción al eje trasero y unos motores suficientemente potentes para garantizar la diversión al volante del Mazda. Además, conserva la capota de lona, desplegable manualmente, un guiño al MX-5 original. También hay una versión ‘Targa’, con techo retráctil, al más puro estilo 911.

coches descapotables

Fiat 124 Spider

La marca italiana ha recuperado un modelo mítico de los años setenta y ochenta, el 124 Spider. Este descapotable es fruto de la colaboración entre la casa de Turín y Mazda. De hecho, el vehículo comparte plataforma y muchos elementos de desarrollo con el MX-5, como se puede apreciar en el diseño del interior. En cambio, el modelo italiano monta unos propulsores más potentes, al estar sobrealimentados mediante turbo.

coches descapotables

Mercedes Clase E Cabrio

La Clase E Cabrio es la última joya de Mercedes-Benz, un coche que hereda casi todo el lujo del buque insignia, el Clase S Cabrio, pero en un formato más contenido. Este descapotable alemán rezuma lujo y elegancia por los cuatro costados. El nivel de los acabados es impresionante y las opciones de equipamiento son infinitas. Dispone, además, de tres motores de gasolina y uno diésel y monta el cambio automático 9G Tronic, con convertidor de par y nueve relaciones, una auténtica delicia.

coches descapotables

Audi A3 Cabrio

El Audi A3 es un viejo conocido de los coches descapotables del segmento C. A diferencia de los modelos anteriores, la nueva generación se basa sobre el A3 Sedan. Tiene una capota de lona que se acciona eléctricamente y tarda 22 segundos en destaparse por completo. Esta operación se puede hacer en marcha, hasta una velocidad de 50 km/h. Ofrece el mismo grado de conducción que el resto de la gama A3, con un comportamiento en carretera extraordinario, priorizando siempre el confort.

coches descapotables

Mini Cabrio

El Mini descapotable es ya un clásico, desde que el pequeño utilitario británico fuera relanzado al mercado en el año 2001, esta vez, de la mano de BMW. Su estilo retro atrae a muchos usuarios y gracias a su tamaño y características mecánicas, es uno de los modelos más divertidos de conducir. El techo es de lona y se abre de forma eléctrica mediante un botón ubicado en la zona superior del parabrisas. Permite dos formas de apertura, la completa o solo una parte, 40 centímetros, a modo de techo solar. Dispone de la misma gama de motores que el Mini, con mecánicas diésel y gasolina, entre 102 y 231 caballos.

coches descapotables

Porsche 718 Boxter

Hablar de Porsche es hacer un punto de inflexión en la historia del automóvil, sobre todo, cuando se nombra al 911. Sin embargo, a este emblemático modelo le ha salido un competidor cada vez más duro, dentro de la propia marca, el Boxter. Se trata de un descapotable que nació en la segunda mitad de los noventa y que, poco a poco, ha ido conquistando los corazones de los más puristas de la marca. Este deportivo permite a su conductor ser el rey de las curvas.

coches descapotables

Mercedes-Benz SLC

Mercedes-Benz fue la primera marca que apostó por el techo retráctil de chapa en los coches descapotables, inaugurando el concepto coupé-cabrio, a finales de los noventa, con el SLK. El actual Mercedes SLC es el heredero de aquel pequeño descapotable, del que conserva una conducción deportiva, pero confortable a la vez y, por supuesto, todo el lujo de la marca de Stuttgart, tanto en los acabados interiores como en el equipamiento y ayudas a la conducción.

coches descapot

BMW Serie 4 Cabrio

Aunque la marca alemana haya decidido cambiarle el nombre por razones comerciales, se trata del Serie 3 Cabrio de toda la vida, un descapotable que se sumó a la moda de los techos retráctiles de chapa en la década anterior y aún no lo ha abandonado. Permite disfrutar de toda la deportividad de BMW, pero a cielo abierto. Pertenece al grupo de coches descapotables y espectacular y muy lujoso, con un nivel de calidad y un cuidado por los detalles exquisito.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *