Volkswagen Polo: Opiniones y precios

Más compacto que utilitario

Vokswagen Polo
En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación
Ver ofertas
  • Aplomo en carretera
  • Gama de motores
  • Habitabilidad
  • Precio elevado
  • Diésel automático
  • Diseño conservador
  • 5 plazas
  • 3,7 - 4,8 l/100km

Tras el Golf, el Polo es el modelo más importante para Volkswagen, ya que, desde su aparición, en 1975, ha vendido alrededor de 14 millones de unidades en todo el mundo. Ahora la marca alemana estrena su sexta generación y lo hace con un diseño conservador pero atractivo, con un importante aumento de tamaño y con una dotación tecnológica que lo sitúa en la referencia del segmento B. Es un rival directo a modelos como el Peugeot 208, el Renault Clio, el Hyundai i20 o el Ford Fiesta.

Siendo un modelo tan importante para el fabricante de Wolfsburgo, el paso de una generación a otra es siempre delicado. Y en Volkswagen lo tienen claro: si algo tiene éxito, mejor no cambiar. O al menos, no cambiar demasiado, en lo que a diseño se refiere. Esto es lo que ha ocurrido con el Polo y como sucede con el resto de modelos de la casa alemana. El cambio, en relación con el modelo saliente, no es nada drástico, pero sí ha crecido sustancialmente, tanto en anchura como en longitud, hasta alcanzar unas cotas de 4’05 metros de largo y 1’75 de ancho, situándose entre los más grandes de su categoría.

Ahora, el Polo luce una imagen más serie y aburguesada, con un morro más afilado, una parrilla alargada y estrecha, flanqueada por los grupos ópticos horizontales que remarcan la anchura del coche. Los faros pueden incluir tecnología LED con una nueva firma luminosa que encaja con el elemento cromado de la parrilla. La vista lateral se ve más baja por la menor altura del techo y eso hace que el coche parezca aún más alargado, lo que proporciona una sensación de estar ante un compacto del segmento C. Varias líneas de tensión aportan dinamismo a la carrocería y se extienden por la zaga, más uniforme, con unas ópticas más cuadradas.

Del interior, la cualidad más destacable es la gran habitabilidad, sobre todo, de sus plazas traseras, gracias a la nueva plataforma modular MQB AO, la misma sobre la que se construye el Ibiza, y que permite un aumento de la distancia entre ejes y del ancho de vías. La calidad de los materiales es, en general, buena y superior a sus rivales en algunos detalles como las superficies blandas en el salpicadero y puertas. Por lo demás, abundan los plásticos rígidos pero agradables al tacto y a la vista y todo transmite la sensación de estar bien ensamblado.

Por el momento, la oferta de motores queda compuesta por tres mecánicas de gasolina, de 65 a 95 caballos. Más adelante llegarán opciones de gasolina más potentes, así como dos diésel, de 80 y 95 caballos. Tampoco faltará la clásica versión GTI, la más potente y deportiva.