Motor Tesla Model X

100% eléctrico y prestaciones de súper deportivo

En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación

El Tesla Model X es diferente a los demás, hasta para arrancarlo. No hay ningún botón para activar su motor eléctrico, por su puesto tampoco tiene llave. Simplemente, pisando el pedal del freno, automáticamente se cierran las puertas y el Model X ya puede andar. Es sólo un detalle, pero que lo hace aún más exclusivo. Una vez “arrancado”, un silencio sepulcral invade un habitáculo perfectamente insonorizado, en el que no se percibe ningún tipo de ruido, no sólo del motor que, al ser eléctrico, no hace nada de ruido, sino también de los flujos del viento o la rodadura de los neumáticos cuando circulamos por autovía.

Sorprende la capacidad de aceleración de sus motores, mucho mayor que un motor térmico convencional. Ya la versión 75D, con 333 caballos, ofrece 446 Nm de par y, al pisar a fondo el pedal del acelerador, se siente una fuerte “patada” que deja la espalda pegada al asiento. Estas sensaciones se multiplican en la versión P100D que, con sus 612 caballos y unos alucinantes 967 Nm de par, hace que haya que tener mucho cuidado al pisar, si no queremos marear a los pasajeros.

La dirección es muy precisa y permite un guiado del Model X muy correcto. Las suspensiones neumáticas, en cambio, no ofrecen un comportamiento muy confortable como cabría esperar en un coche de estas características y además eléctrico. No son especialmente rígidas, pero al estar colocadas las baterías debajo de los asientos, los rebotes sí son bastante duros y se dejan notar cualquier bache, por mínimo que sea. Desde la pantalla podemos regular la altura de las suspensiones, no así la dureza, que siempre es igual.

El Model X p100D, el más potente, tiene tres programas que permiten gestionar la capacidad de aceleración: Sport, Ludicrous y Ludicrous Plus. Según el modo que escojamos, el Model X acelera más fuerte. El modo Ludicrous Plus sólo es posible cuando la batería alcanza los 50 grados de temperatura y ofrece una aceleración brutal, sólo comparable a la de súper deportivos muy exclusivos, como un Bugatti Chiron. El SUV de esta es capaz de alcanzar los 100 km/h en solo 2’8 segundos, una auténtica salvajada para un vehículo familiar, pero que habla del poder de su motor eléctrico.

El Tesla Model X ofrece tres niveles de potencia distribuidos en dos motores eléctricos, uno colocado delante y otro detrás.

Motores eléctricos del Tesla Model X

El primero es el 75D, que desarrolla 333 caballos de potencia y 446Nm de par y logra acelerar de 0 a 100 km/h en 6’2 segundos. En segundo lugar, el 100D, que rinde 423 caballos y 660 Nm de par, que acelera de 0 a 100 km/h en 5 segundos. Por último, el P100D, con 612 caballos y unos impresionantes 957 Nm de par y que permite al Model X alcanzar los 100 km/h en solo 3 segundos.