Motor SEAT Arona

De momento, solo motores de gasolina

Desde 12.382 €
En Carnovo:
  • IVA incluido
  • Servicio en concesionarios oficiales
  • Impuesto de circulación incluido
  • Garantía incluida a nivel nacional
  • Incluye matriculación
Ver ofertas Ahórrate hasta 5.660 €

Cuando dos coches comparten elementos de desarrollo, como plataforma y chasis, no se pueden esperar grandes diferencias entre ellos. Eso es lo que ocurre entre el SEAT Arona y el Ibiza. El nuevo SUV compacto español se parece mucho al turismo, en cuanto a comportamiento en carretera. No llega a ser igual, debido a la mayor altura al suelo y a un centro de gravedad más elevado, pero sorprende cómo puede llegar a ser muy dinámico en carreteras con muchas curvas.

Lógicamente, al tratarse de un todocamino, el Arona tiene unas suspensiones ligeramente más blandas y con unos recorridos un poco más largos que en el Ibiza. Esto lo hace más cómodo para viajar en autovía y circular por ciudad, donde el nuevo modelo de SEAT se muestra más a gusto. A veces da la sensación de estar conduciendo un coche de un segmento superior. La estabilidad es muy buena y también la sensación de seguridad que transmite. No es tan ágil como su hermano del que deriva, pero no se perciben balanceos desagradables en la carrocería.

Aunque más adelante la gama de motores será más completa, con opciones diésel, por el momento está disponible con dos mecánicas de gasolina, un 1.0 TSI, de 95 y 116 caballos, y un 1.5 TSI de 150 caballos. El grueso de las ventas se centrará en los primeros. Se trata de un bloque de 3 cilindros y 1 litro que destaca por un funcionamiento suave y con un turbo que empieza a soplar desde abajo, lo que hace que sean motores elásticos y con una respuesta correcta para la mayoría de conductores. El de 150 caballos solo está disponible con el acabado más deportivo, FR.

De manera opcional en el acabado FR, el Arona puede equipar unas suspensiones adaptativas SEAT Drive Profile con cuatro programas de conducción: Normal, Eco, Sport e Individual. En función del modo escogido, ajusta una serie de reglajes, como la dureza de los amortiguadores, el cambio y el tacto de la dirección. El modo Individual permite configurar los diferentes parámetros al gusto del usuario. El Modo Sport del SEAT Arona endurece un poco las suspensiones, la dirección y el cambio apura más las marchas, permitiendo una conducción más deportiva.

El SEAT Arona acaba de iniciar su comercialización con tres motores de gasolina, con 95 116 y 150 caballos. Pero la gama se irá completando poco a poco con dos diésel, de 95 y 116 caballos y, finalmente, una versión de gas natural con 90 caballos. La tracción es siempre al eje delantero y puede equipar un cambio manual de cinco velocidades en el motor menos potente y de seis en el de 116 caballos y 150 caballos. Estos dos motores también se pueden combinar con un cambio automático DSG de doble embrague y siete relaciones.

Motores de gasolina del Seat Arona

Por un lado, tenemos un 1.0 TSI de 3 cilindros y sobrealimentado con turbo que entrega 95 y 116 caballos. En el primer caso, acelera de 0 a 100 km/h en 11’4 segundos y declara un consumo medio de 4’9 litros. El de 116 caballos, en cambio, montando el cambio DSG, acelera de 0 a 100 km/h en 11’1 segundos y declara un consumo mixto de 5 litros.

Por otro lado, se puede elegir el motor 1.5 TSI de 4 cilindros con 150 caballos y con el sistema de desconexión de 2 cilindros. Con este bloque, el Arona acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos y obtiene un consumo en ciclo combinado de 5 litros.

Ahórrate hasta 5.660 € en la compra de tu SEAT Arona

Solicitar ofertas