1. Inicio
  2. Renting

Renting de coches

  • Una sola cuota al mes

    Seguro, asistencia, mantenimiento, revisiones y reparaciones. Todo incluido y sin entrada.

  • Estrena coche nuevo

    Conduce tu coche de renting durante el tiempo que quieras

  • ¿Nuevo en Renting?

    Te explicamos todo lo que necesitas saber acerca del Renting AQUÍ

Todas las ofertas de Renting

32 Ofertas

Renting de coches: nueva forma de comprar un coche nuevo

Las opciones a la hora de comprar un coche son cada vez mayores y con el paso del tiempo están surgiendo nuevas formas de disfrutar de un vehículo nuevo. Poco a poco nos alejamos del concepto de tener un automóvil “para toda la vida” ya sea por motivos económicos, un cambio de mentalidad o porque simplemente no queremos conducir siempre el mismo durante muchos años. Ahí es donde entra en juego el concepto de renting de coches del que os vamos a hablar más en detalle a continuación.

¿Qué es el renting de coches?

El renting de coches es un contrato de alquiler de larga duración al que pueden acogerse tanto empresas como particulares. No es más que poder hacer uso de un coche nuevo durante un tiempo limitado (en ningún caso acaba siendo de nuestra propiedad) pagando una cuota fija mensual que se abona a la empresa de renting, además de en ocasiones una fianza inicial, como si de una vivienda se tratara.

Toda esta cantidad de dinero a abonar dependerá en cualquier caso de la marca de coche que escojamos, del tipo de vehículo -ya sea un SUV Híbrido, un compacto o un deportivo, del nivel de acabado y extras seleccionados, número de kilómetros a recorrer que se establezcan y de otros factores que desarrollaremos más adelante.

¿Qué incluye el renting de coches y cuáles son sus ventajas?

Incluye cualquier gasto que pueda ocasionar el uso del vehículo a excepción de algunos concretos que explicaremos a continuación y que dependen del tipo de acuerdo que llevemos a cabo con la empresa de renting. Por lo general, el dinero que se abone mensualmente nos permitirá tener cubierto todo lo relacionado con el mantenimiento del vehículo, es decir, reparaciones en caso de averías, cambio de neumáticos o frenos, asistencia en carretera o el poder pedir una revisión de multas hasta que ya no tengamos más opciones por la vía administrativa. Gastos que en muchos casos pueden ascender a los tres ceros y que con este tipo de alquiler te puedes ahorrar desembolsarlos directamente.

En el renting de coches el usuario solo tiene que preocuparse de firmar el contrato con la compañía y de abonar mes a mes la cuota de alquiler, además de gestionar las multas como ya te hemos explicado anteriormente. Por lo que se ahorra trámites que recaen en la empresa de renting como son la compra del coche, la matriculación, elección del taller o toda la gestión que conlleva pasar la ITV.

Otras ventajas son el poder disponer de un coche nuevo cada poco tiempo y el poder devolverlo con total tranquilidad en el momento en el que rescinde el contrato.

¿Cómo funciona el renting?

Tratándose de un práctica que se realiza dentro del ámbito económico financiero, en el renting de coches el cliente interesado en comprar un coche nuevo tan solo tiene que hacerse cargo de una cuota periódica fija y, dependiendo de las circunstancias y la modalidad, también de un pago inicial. Dependiendo de los kilómetros que se tenga pensado recorrer, los servicios que se vayan a contratar y el tipo de coche al que se opte, la cantidad de dinero a abonar según la periodicidad establecida podrá variar.

Adquirir un vehículo mediante el renting de coches no exime de algunos gastos que se tendrían si se decidiésemos adquirir un vehículo en propiedad. Hablamos del carburante que deberemos repostar a lo largo de los desplazamientos que hagamos, como ya te contamos en nuestro artículo sobre las diferencias entre renting y leasing, la limpieza, las penalizaciones que puedan surgir como pueden ser multas por mal aparcamiento, exceso de velocidad o los peajes.

¿Cómo es el contrato del renting?

A la hora de contratar el renting de coches encontramos mucha mayor flexibilidad que en el caso del leasing debido a las opciones que se ofrecen. En este caso el usuario que se atenga a esta modalidad podrá firmar un contrato que podrá tener una duración de entre dos y cinco años. Además, durante el período en el que se arriende el vehículo se podrá cambiar el kilometraje establecido así como también la duración del contrato que se podrá acortar si así se desea. No obstante, la anulación del contrato del renting de coches conllevará una penalización, la cantidad económica variará según factores como el número de cuotas pendientes en el momento de la cancelación, entre otros.

El usuario una vez finalizado el alquiler del vehículo puede extender el alquiler, proceder a la entrega del coche u optar por seguir disfrutando de otro. En este último caso, las condiciones y el precio de venta se pactan una vez que el cliente comunica su intención de seguir con el alquiler, algo que en el leasing ocurre antes de la firma del primer contrato.

¿Cuándo es interesante el renting de coches?

Siempre dependerá del tipo de perfil que cumplamos y de nuestras necesidades. Si hablamos del caso de una empresa, el renting de coches será la mejor opción si lo que se desea es disponer de una gran flota de vehículos; en el caso de los autónomos, será adecuado el renting cuando el vehículo suponga un desembolso necesario para llevar a cabo las actividades laborales.

Si eres particular, interesará cuando se pueda aprovechar al máximo las condiciones de este tipo de arrendamiento (habrá que tener en cuenta por ejemplo si vamos a recorrer el número de kilómetros que va incluido en el plan, por ejemplo), aunque en cualquier caso no será la mejor opción a tener en cuenta si no vamos a darle mucho uso más allá de lo que supone utilizarlo durante el día a día. No obstante, recuerda que poder cambiar de vehículo cada cuatro o cinco años y tener que despreocuparte de gestionar muchos trámites lo convierten en una buena opción a tener en cuenta.

Renting de coches y Fiscalidad

Al igual que en el leasing, los usuarios que opten por el renting de coches disfrutarán de diversos beneficios fiscales Los requisitos para que puedan realizarse la desgravación de impuestos es necesario que el coche lo hayan comprado autónomos o empresas para cometidos profesionales. Se puede desgravar el IRPF y el IVA y si se trata de un turismo se puede desgravar el 50 por ciento.

No obstante, la desgravación de impuestos en el caso del renting de coches difiere de la del leasing de coches. El primero es un arrendamiento, por lo que mensualidades que se abonan mes a mes son gastos. En otro caso se trata de una financiación, por lo que se incluye en el activo inmovilizado y en el pasivo de la compañía.