por Alex Leon

¿Qué es el ciclo WLTP y cómo me afecta como conductor?

A partir del 1 de septiembre de 2018 todos los coches nuevos que se vendan en el mercado español deberán estar homologados a partir de la nueva prueba de consumo y emisiones, más conocido como el ciclo WLTP (Worldwide harmonized Light vehicles Test Procesures) y que en español se puede traducir como Procedimientos de pruebas de vehículos ligeros coordinados a nivel mundial. Esta norma tiene como objetivo averiguar de una manera más ajustada el consumo de combustible, las emisiones de CO2, otras partículas contaminantes y el gasto de energía en vehículos con sistemas de propulsión alternativos, y promete aportar mayor fiabilidad en los datos que hasta ahora los fabricantes publicaban.

 

SEAT León Cupra

¿Qué es la WLTP?

Se trata de un organismo internacional que se encarga de determinar una serie de normas y procesos para establecer los niveles de contaminación y emisiones de CO2, consumo de combustible y la autonomía de vehículos eléctricos y cuyas decisiones afectan a los países que conforman la Unión Europea, India y Japón.

Los consumos oficiales que las marcas de coches anuncian no siempre atienden a la realidad, por lo que, aunque en algunos casos son reales en otras ocasiones no lo son y por lo general, suelen ser un 30 por ciento mayor a lo indicado cuando se adquiere un vehículo nuevo. ¿Por qué es así? Porque estas estimaciones se suelen obtener a partir de pruebas realizadas en laboratorios y que en ningún momento se llevan a cabo en carreteras que es donde al fin y al cabo hacemos uso de nuestros vehículos, lo que se conoce como el protocolo NEDC. ¿Y por qué se ha acelerado la nueva norma WLTP? Por los recientes escándalos de emisiones que han salpicado de lleno a diversos fabricantes como Volkswagen, lo que ha obligado a la Unión Europea a lanzar nuevos protocolos de medición más óptimos y realistas.

Esto no significa que se deje de utilizar un laboratorio, de hecho, se hará uso de un banco de pruebas pero se aplicarán mejor los patrones de circulación que tienen lugar en Europa donde los vehículos realizan más movimientos y afrontan cambios de velocidad más extremos. Más fidelidad que es lo que aportará la norma WLTP en comparación con la NEDC, cuyas diferencias te explicamos anteriormente.

 

Opel, Citroën, DS y Peugeot y la normativa WLTP

El protocolo, que ya se inició en septiembre de 2017 ya ha sido aplicado por varios fabricantes como Opel que publicó registros de gastos según la WLTP que anuncian valores de entre un 15 y un 20 por ciento mayores que el NEDC. Una de sus principales valores es el de contar con un margen de consumo que tiene en cuenta el equipamiento opcional, de serie y el máximo que puede montar cada modelo. De hecho, el tipo de llantas y el número de extras pueden afectar al peso, rozamiento y la aerodinámica del vehículo, lo que puede traducirse en un mayor consumo.

Por su parte, Citroën, DS y Peugeot realizaron un paso adelante y anunciaron consumos reales a partir de pruebas realizadas en asfalto durante un recorrido de 95 kilómetros en los que se circuló por ciudad, carreteras secundarias y autopista, siendo los resultados un 30 por ciento más elevados que los oficiales dados por las propias marcas.

 

¿Cómo funciona el ciclo WLTP?

A continuación, te explicamos cómo funciona  y que tendrá en cuenta el ciclo WLTP a la hora de mejor el consumo real, los niveles de CO2 y otras partículas contaminantes que pueden emitir los vehículos que actualmente se pueden comprar en el mercado:

 

  • Pruebas más realistas: se llevarán a cabo pruebas de conducción más largas, concretamente de 30 minutos en lugar de los 20 minutos actuales y se recorrerán distancias más largas, el objetivo es adecuarse a la vida real. Cuidado con los coches híbridos porque las velocidades máximas aumentarán durante estos test y los datos podrán cambiar radicalmente.
  • Pruebas en diversos entornos: a distintas velocidades (baja, media, alta y muy alta), con frenadas y aceleraciones, conducción urbana, semiurbana, carreteras convencionales…
  • Se tendrá en cuenta los niveles de equipamiento de todos los modelos: cada vehículo cuenta con unos extras, algunos vienen de serie y otros no y esto repercute en los datos de consumo.
  • Temperatura ambiente más realista, en la media europea.
  • Mucha más información al alcance sobre valores positivos y negativos que influyen en el consumo y las emisiones contaminantes de los vehículos, aquí también se verán afectados los coches eléctricos ya que la autonomía eléctrica será más realista a partir de ahora debido al ciclo WLTP.

 

¿Cómo me afecta la normativa WLTP?

  • Es probable que el coche que vayas a comprar en un futuro pierda potencia con el nuevo ciclo de homologación de la WLTP y es que los fabricantes se están viendo obligados a modificar los motores de sus vehículos para cumplir con la normativa, como es el caso del SEAT León Cupra que perderá 10 CV.  Pero todavía hay más, y es que diversos coches dejarán de fabricarse al no ser rentable realizarles los cambios pertinentes, como es el caso del BMW M3 o el Peugeot 308 GTI.
  • Preparate para esperar más de lo debido si quieres comprar un coche nuevo, algunas marcas como BMW están retrasando las entregas para adaptar sus vehículos por lo que es posible que no puedas reservar el vehículo que estabas esperando adquirir después del verano.
  • El encarecimiento del precio de los coches adaptados a la normativa WLTP puede ocurrir si tenemos en cuenta que en los nuevos test se tienen en cuenta todos los niveles de equipamiento de los coches, incluyendo todos sus extras. Esto supone un aumento del peso, las emisiones y consecuentemente el valor del vehículo.
  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *