por Víctor Delgado

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de un coche eléctrico?

Los coches con un sistema de propulsión completamente eléctrico están en pleno auge, o al menos aquellos que utilizan un motor híbrido. A pesar de que el volumen de ventas todavía es bastante bajo en nuestro país, el ritmo es creciente. De hecho, en lo que va de año se han matriculado un 0,6% de coches eléctricos en España, el doble que el año pasado a estas alturas. Pero, ¿conoces cuáles son las ventajas e inconvenientes de un coche eléctrico? En Carnovo te las contamos para que acabes de decidirte para comprártelo… o para no hacerlo.

Configura tu coche eléctrico

Ventaja: puedes entrar a cualquier lado

Las restricciones para entrar a las grandes ciudades con vehículos con un motor de combustión interna debido a la contaminación son cada vez más. Sin embargo, con un coche eléctrico no te afecta ninguna de ellas. Ya puede decretarse el mayor estado de alerta de contaminación que tú podrás llegar hasta donde quieras con tu vehículo eléctrico.

Inconveniente: autonomía

Es un problema que se está solucionando y que con el paso de los años dejará de serlo, pero por lo pronto la autonomía real de los coches eléctricos, salvando algunas excepciones muy contadas, es muy baja. Generalmente es bastante extraño poder recorrer más de 250 km en condiciones de uso normal a bordo de un coche eléctrico.

Ventaja: ahorro en combustible y más

Llenar por completo la batería de un coche eléctrico es una ganga en comparación con hacer lo propio con un depósito de combustible. Recorrer 100 km puede costar poco más de 2 euros. Además, también hay que contar con descuentos y hasta gratuidades en peajes o aparcamientos en zonas verde o azul.

BMW i3 2018 y Tesla Model S 2018

Inconveniente: poca infraestructura… todavía

Es, quizá, el mayor problema. Lo analizamos en este artículo después de recorrer una gran cantidad de kilómetros con un BMW híbrido enchufable. La red de carga es casi inexistente y muchos de los puntos de recarga que hay o no funcionan, o no están operativos o es necesaria una tarjeta del Ayuntamiento en cuestión para hacer uso de ellos. ¿La solución? Instalar un punto de recarga en casa, algo que te costará entre 1.500 y 2.500 euros.

Ventaja: fuerza del motor

Los sistemas de propulsión eléctricos entregan el par motor máximo desde el segundo cero. ¿Qué significa esto? Pues que si un coche eléctrico tiene 150 CV, estos muestran toda su fuerza desde que se pisa el acelerador, lo que da un tirón considerable. En un motor de combustión, en cambio, esta potencia máxima se alcanza una vez llegado a un número concreto de revoluciones y de manera progresiva.

Inconveniente: es más caro

Un vehículo eléctrico tiene un precio de venta bastante elevado por lo general. Sin ir más lejos, un Nissan Leaf, un compacto que con motor de combustión podría costar unos 16.000 o 18.000 euros en su versión básica, supera los 30.000. Eso sin hablar de un BMW i3, que se va por encima de los 40.000 euros, o un Tesla Model S, en el que es fácil gastarse más de 70.000 euros.

Ventaja: menos proclive a estropearse

Una mecánica completamente eléctrica no cuenta con la mayoría de elementos que conforman un motor de combustión. Olvídate de cambiar o revisar la correa o la cadena de distribución, que se te rompa un manguito, etc. A la larga, las revisiones son más económicas porque hay menos cosas que revisar o arreglar, y las visitas al taller serán menores en número.

¿Has visto nuestro análisis en vídeo del Nissan Leaf?

Algo que también puede ayudarte a decidir sobre la compra o no de un coche eléctrico es nuestro análisis en vídeo de un Nissan Leaf, un vehículo con un motor completamente eléctrico con una potencia de 150 CV. Lo tienes a continuación:

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *