por Redacción Carnovo

Tipos de neumáticos de coche que deberías conocer

Los neumáticos son uno de los elementos más importantes de un coche, si no el que más, ya que constituyen el único contacto entre el propio vehículo y la carretera. Por ello, el buen estado de los neumáticos es vital para nuestra seguridad (ya te hablamos anteriormente de cómo leer los neumáticos correctamente). En el mercado existen diferentes tipos de neumáticos, en función de su uso, características o diseño. En este artículo, te vamos a explicar los diferentes tipos de neumáticos, las principales diferencias entre uno y otro, ventajas e inconvenientes.

Los primero que debes saber es que podemos dividir las tipologías de neumáticos según la estación del año, el tipo de vehículo, el tipo de perfil y según las características constructivas.

Según la estación del año

En este apartado, podemos diferenciar entre neumáticos de verano, neumáticos de invierno y neumáticos all seasons. Esta es una de las formas más comunes de clasificar los neumáticos. Como es lógico, cada uno de ellos está diseñado para soportar mejor las condiciones climatológicas de cada momento.

Los neumáticos de verano pueden utilizarse todo el año, aunque se llamen así. Reciben este nombre porque están pensados para circular en verano, al estar fabricados con una goma optimizada para aumentar la adherencia a altas temperaturas, reducir la resistencia a la rodadura y favorecer una conducción suave y precisa.

Por su parte, el neumático de invierno sí es exclusivo para esta estación del año. Este tipo de neumáticos está construido con unos compuestos especiales y unas láminas incrustadas en la banda de rodadura que permiten  circular con mayor seguridad en asfaltos mojados cuando la temperatura es inferior a siete grados y sobre nieve.

El neumático all seasons es un modelo intermedio que sirve, como su nombre indica, para verano y para invierno, aunque nunca será tan efectivo como los anteriores. Generalmente, proporcionan más seguridad en invierno que los neumáticos de verano, mientras que en verano, sus prestaciones son correctas.

Según el tipo de vehículo

En este caso, tenemos que distinguir entre neumáticos para coche, furgoneta y coches todoterreno.

Los neumáticos para coches constituyen la tipología más común. Este tipo de neumático presenta una serie de características básicas, que son la sección o perfil, los tipos de neumáticos (radial, constructivo…), índice de carga, el código de velocidad o el índice de ruido.

Los neumáticos para furgonetas o camiones ligeros están diseñados especialmente para soportar cargas y grandes velocidades. Ofrecen una gran respuesta a la dirección y apenas hacen ruido.

Los neumáticos para vehículos todoterreno están diseñados para resistir todo tipo de circunstancias en cualquier terreno. Dentro de esta tipología, encontramos tres estilos diferentes, en función del uso: de carretera, para un mayor confort y correcta evacuación de agua; mixto, más robusto, un flanco más reforzado y un dibujo más eficiente en barro y nieve; y el neumático de campo, más rígido, con flancos muy reforzados y una escultura más profunda para ofrecer más adherencia en terrenos pedregosos.

Neumáticos de perfil bajo y ancho

Otra tipología de neumáticos son los de perfil bajo y perfil ancho. Los primeros son neumático igual o menor de 55-50 y están provistos, normalmente, de un borde protector de la llanta. Ofrecen un mayor agarre en seco y una mejor frenada, pero también una menor resistencia y un consumo de combustible más elevado.

Los neumáticos de perfil ancho ofrecen un mayor contacto con el asfalto y, por tanto, más agarre, lo que se traduce en menor distancia de frenada y una mayor adherencia en las curvas. En contra, son más ruidosos y menos confortables.

Runflat, tubuless, recauchutados y verdes

Son neumáticos con características constructivas especiales. Por un lado, encontramos los tipos de neumáticos runflat. Son neumáticos que ofrecen mayor resistencia ante un pinchazo. A diferencia de los convencionales, los runflat no estallan ni son neumáticos que pierdan mucha presión.

Los neumáticos tubuless carecen de cámara interior. La principal ventaja de estos neumáticos es que, en caso de pinchazo, mantiene mejor la presión del aire.

Por otro lado, los neumáticos recauchutados son aquellos en los que se cambia la banda de rodadura pero se mantiene la carcasa. Es poco frecuente encontrarlos en coches. Su uso es más indicado para neumáticos que acumulan muchos kilómetros en poco tiempo, como camiones o furgonetas.

Los neumáticos verdes son neumáticos ecológicos o de bajo consumo. Se fabrican utilizando compuestos especiales y un dibujo que mejora la resistencia al rodamiento, disminuyendo el consumo de combustible.

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *