por Alex León

Tesla Model 3 contra Tesla Model S: una batalla silenciosa

El Tesla Model 3 es uno de los coches más esperados de la actualidad, siendo (como su nombre indica) el tercer modelo de la alineación actual de la marca liderada por Elon Musk. Ahora bien, ¿cómo se desenvolvería este coche contra el que se considera el tope de gama de la marca de coches eléctricos, el referente entre este tipo de coches? He aquí un Tesla Model 3 contra Tesla Model S. Salvando las diferencias en precio y rendimiento, esta comparación no es odiosa. La web Teslarati también ha realizado una comparativa entre estos dos coches eléctricos.

Para empezar, en el exterior los dos son bastante parecidos y es evidente que su filosofía de diseño es idéntica, si bien el Model 3 es algo más corto, tiene menos morro y cuenta con un diseño algo más discreto que el espectacular Model S. En general el Model 3, al ser un coche más pequeño, llama menos la atención que su ‘hermano mayor’ con su silueta estilizada. Si no recuerdas todas las características de este coche tan peculiar, en este artículo te las recordamos.

Dos pantallas para el Model S

Mirando por dentro, el Model S – bastante más largo y espacioso que el Model 3 – cuenta con dos pantallas digitales mientras que el Model 3 sólo tiene una. En el caso del Model S es vertical de 17 pulgadas mientras que en el Model 3 tiene una disposición horizontal con unas dimensiones algo menores: en concreto 15 pulgadas. Los dos cuentan con el HVAC (un sistema novedoso de aire acondicionado) pero en el Model 3, al ser más moderno, está más avanzado tanto en el sentido estético como en la manera en la que se maneja.

Tesla Model 3 contra Tesla Model S

Unas prestaciones de otro mundo

La diferencia de potencia entre los dos coches es bastante grande y eso se nota en la aceleración (el punto fuerte de un coche eléctrico): el Model 3 pasa de 0 a 100 entre 5,1 y 5,6 segundos mientras que el Model S es capaz de hacerlo en nada menos que 2,3 segundos, por lo que cuenta con una de las mejores aceleraciones de todo el mercado actual. Ahora bien, también hay que tener en cuenta que la diferencia de precio entre uno y otro (algo en lo que en este Tesla Model 3 contra Tesla Model S sale ganando el pequeño de la familia) también es más grande, mucho más incluso que la brecha entre las prestaciones de cada uno.

Como es de esperar, el Model S también cuenta con una autonomía algo mayor que la del Model 3: para el Model S está entre 415 y 540 kilómetros mientras que en el Model 3 está entre 355 y 500 kilómetros, unas cifras bastante buenas a favor del más económico de los dos. Ahora bien, los clientes del Model S tienen la ventaja de la supercarga gratuita, algo que no tienen los usuarios del Model 3. Esta virtud también está disponible para el SUV eléctrico de la marca, el Tesla Model X.

Tesla Model 3 contra Tesla Model S

Coches para mercados distintos

Salvo por las diferencias en tamaño y en prestaciones, la batalla Tesla Model 3 contra Tesla Model S sale bastante igualada, puesto que los dos pueden considerarse referentes de sus respectivas categorías (cabe destacar que los dos tienen un sistema de piloto automático que funciona igual de bien en cada uno). El Model S es más imponente a nivel estético y acaba siendo más práctico por tener más espacio: lo cierto es que si uno tiene el poder adquisitivo suficiente el Model S es la mejor opción, pero el Model 3 no es en absoluto una mala alternativa.

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *