por Víctor Delgado

Salón de Nueva York 2018: el Mazda CX-3, renovado

No es el más conocido en Europa, en donde reinan los salones de Ginebra, Frankfurt o París, pero es tal la repercusión del Salón de Nueva York que aún con todo tiene mucha importancia en el viejo continente. Muchas de las primicias vistas al otro lado del charco acabarán llegando a Europa en algún momento, y una de ellas será el nuevo Mazda CX-3 2018.

El SUV urbano de la marca japonesa recibe diversos cambios que le permiten mantenerse fresco a mitad de su vida comercial. No se trata de variaciones muy profundas, pero sí que adopta algunas modificaciones que le convierten en un coche más seguro y eficiente… y prácticamente igual de atractivo que antes, pues su imagen es casi la misma.

El actual CX-3 todavía estará a la venta durante varios meses, y si es un coche que te gusta recuerda que puedes elegir tu versión favorita en Carnovo.com. Tan solo tienes que configurar el vehículo como prefieras y en menos de 24 horas recibirás en tu correo electrónico las mejores ofertas de concesionarios oficiales. ¡Ahorrarás más de 4.000 euros de media en la compra de tu coche nuevo!

Mazda CX-3 2018: casi igual por fuera y por dentro

Los cambios en su diseño son muy pocos. En el exterior se puede distinguir del Mazda CX-3 actual a través de unas llantas de aluminio con un diseño renovado, una parrilla que ahora cuenta con un nuevo aspecto y por un color Soul Red que se une al catálogo de tonos para su carrocería. Aun así, ya lo conocemos, pues es un clásico en otros Mazda como el MX-5, el 6 o el CX-5, su hermano mayor.

En el habitáculo también se han aplicado algunas modificaciones, pero son igualmente muy ligeras. Casi imperceptibles para el ojo inexperto. Se ciñen a la inclusión de un nuevo reposabrazos central delantero y a un freno de mano o de estacionamiento eléctrico con función auto-hold, que sirve para que se active automáticamente en las paradas.

Mazda CX-3 2018: nuevos motores más eficientes

En lo tocante a las mecánicas, el nuevo Mazda CX-3 recibe motorizaciones más eficientes. La nueva generación de bloques atmosféricos Skyactiv-G cumple con la norma Euro 6d renunciando incluso al filtro de partículas. Por otro lado, los diesel Skyactiv-D también se atienen a la nueva normativa europea. Su solución para reducir las emisiones contaminantes es la de recurrir a una trampa de NOx y a un ligero aumento de la cilindrada. Por el momento esa es toda la información difundida por la marca en este sentido.

Mazda CX-3 2018: gana en seguridad

La siguiente entrega del Mazda CX-3 no se olvida de la seguridad y dispone de los sistemas i-Activesense, que incluyen varias tecnologías de asistencia a la conducción. Entre los más destacados nos encontramos con un sistema de iluminación Matrix LED y con un asistente de atascos que solamente se puede combinar con la caja de cambios automática Skyactive-Drive. Para saber más cosas acerca del coche tendremos que esperar a que sea desvelada la versión europea.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *