5 restricciones que prepara la DGT para 2019

por

La Dirección General de Tráfico prepara una serie de cambios en el código de circulación que entrarán en vigor en 2019. Hace tiempo que existe esta idea y ya hay un borrador del Real Decreto por el que se modifica el artículo 40 del Reglamento General de Circulación. Uno de los principales cambios que baraja la DGT es la de reducir el límite de velocidad en carreteras convencionales, de 100 km/h a 90 km/h. El objetivo es bajar el número de accidentes en carretera, que no deja de aumentar desde 2.014. En aquel año, hubo 1.688 fallecidos, mientras que en 2.017, la cifra se elevó hasta 1.830.

El Ministerio del Interior prevé que las nuevas normas de circulación entren en vigor a partir del 2 de enero de 2019, aunque esta fecha puede variar, dependiendo del tiempo que tarde la tramitación parlamentaria. A continuación, te detallamos los principales cambios que propone la DGT.

1. Reducir el límite de velocidad

Uno de los cambios más notables afecta al límite de velocidad. La intención de la DGT es reducirlo en un buen número de carreteras secundarias, con la idea de igualar el límite de velocidad en todas ellas. En este tipo de vías convencionales es donde se producen el mayor número de siniestros, con un 75 por ciento de accidentes mortales. La idea es bajar la velocidad máxima de 100 km/h a 90 km/h para coches y motos y 80 km/h para autobuses, camiones y furgonetas.

Esta medida afecta principalmente a las carreteras secundarias con más de un metro y medio de arcén, donde está permitido actualmente circular a 100 km/h para turismos y motos, 90 km/h para furgonetas y autobuses y 80 km/h para camiones. Este tipo de carreteras suponen unos 7.000 kilómetros de red. Quedarían exentas del nuevo límite de velocidad las carreteras con separación física de ambos sentidos, donde la velocidad máxima permitida seguirá siendo de 100 km/h.

2. Endurecimiento de las sanciones

Además de reducir los límites de seguridad, la DGT quiere también castigar con sanciones más duras los excesos de velocidad en las carreteras secundarios limitadas a 90 km/h. Por ejemplo, circular a 111 km/h en una vía de este tipo, tendría una sanción de dos puntos en el carné y 300 euros de multa, la misma sanción que se aplican actualmente a partir de 121 km/h.

Este endurecimiento de las sanciones está recogido en un anteproyecto de ley, mediante el cual, se modifica el texto refundido de Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que deberá ser aprobado en el Parlamento.

3. Uso del teléfono móvil

El endurecimiento de las sanciones no solo afecta a superar los límites de velocidad. El nuevo texto prevé también un castigo más severo para las personas que usen el teléfono móvil conduciendo, ya sea para hablar o para cualquier otra cosa. Actualmente, la sanción por conducir con el móvil son tres puntos. Con la nueva norma, será penada con seis puntos, el doble. Precisamente, la misma sanción que conducir borracho o drogado, negarse a hacer la prueba del alcohol, conducir de forma temeraria, llevar inhibidores de radar o superar el 50 por ciento del límite de velocidad.

4. Cinturón de seguridad y otros elementos

El nuevo texto de la DGT contempla también endurecer la eliminación de puntos del carné por no llevar puesto el cinturón de seguridad, así como otros elementos como el casco o la sillita infantil. Estas infracciones pasarán a estar penadas con cuatro puntos, en lugar de tres, como ahora.

5. Recuperación de puntos

No obstante, así como la DGT plantea quitar más puntos por cometer una infracción, también contempla sumar más puntos en los cursos de recuperación. Actualmente, un conductor que quiera mejorar su conducta puede recuperar seis puntos del carné. Con la entrada en vigor de la nueva norma, pasaría a recuperar ocho puntos, una vez superado el curso.

 

  • No hay comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *