por Alex León

Qué significa reservar el dominio de un coche

En la mayoría de las operaciones de compraventa a plazos de vehículos aparece el concepto de reserva de dominio de coche. Es un término desconocido pero muy presente cuando se adquiere un automóvil de segunda mano o decidimos financiarlo.

Qué es la reserva de dominio del coche

En el contrato que se firma con la entidad bancaria o financiera se suele incluir una cláusula que recoge la reserva de dominio sobre vehículos, que consiste en una acción legal que implica que el vendedor se reserva la propiedad sobre el vehículo vendido. Consiste por lo tanto en una herramienta jurídica que permite a la compañía bancaria o financiera no ceder los derechos plenos del coche vendido hasta que el cliente no abone la cantidad correspondiente.

Por lo tanto, con la reserva de dominio del coche, en el momento de financiar el vehículo éste no pasará a manos del cliente hasta que se pague lo acordado al vendedor, que mientras tanto cederá la posesión y el uso del mismo, pero no la propiedad.

Una vez que se acaba de abonar la cuantía financiada es aconsejable quitar la reserva de dominio del coche para evitar posibles complicaciones en el futuro en caso de querer venderlo o darlo de baja.

Cómo anular la reserva de dominio coche

Cuando llegue el instante de dar de baja la reserva de dominio, este proceso debe asumirlo el comprador del vehículo. Existe la posibilidad de confiar el trámite a una gestoría, que correrá con todo el papeleo, pero esto resultará un poco más caro que si decidimos realizarlo por nuestra cuenta.

En caso de quitar la reserva nosotros mismos, el primer paso será hacerse con el contrato de financiación firmado con la entidad bancaria o financiera, para a continuación acudir al Registro de Bienes Muebles provincial en el que se matriculó el vehículo para solicitar una nota simple del coche.

Una vez efectuados estos dos pasos hay que enviar la citada nota a la entidad bancaria con los datos del DNI y pedir una carta de pago original. En el plazo de una semana media nos darán respuesta enviándonos al domicilio una carta de cancelación de dominio del coche. Este trámite tiene un coste que ronda entre los 10 y 80 euros.

Cuando se reciba la carta de cancelación hay que ir al Registro para entregar la carta de pago orinal, el impreso de cancelación de reserva de dominio, el pago de tasas, papeles del vehículo y DNI. También existe la posibilidad de enviar todos estos documentos por correo postal.

Cómo saber si tengo reserva de dominio

Para comprobar si se tiene dicha reserva o incluso si esta se ha actualizado correctamente tras seguir el anteriormente citado proceso de cancelar la reserva de dominio del coche, no queda otra opción que dirigirse a la Jefatura de Tráfico. Eso sí, sólo podrá hacerlo el titular del coche y siempre y cuando se haya satisfecho la cantidad financiada el resultado será óptimo.

¿Os habéis encontrado en una situación similar? No dudéis en contarnos vuestras experiencias en los comentarios.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *