por Alex Leon

¿Reparar coche antiguo o comprar un vehículo nuevo?

Tu vehículo se ha averiado y te enfrentas a una reparación que en muchos casos puede ser muy costosa. No es la primera vez que pasa y estás cansado de derrochar el dinero en el taller. Un vehículo a estrenar parece el perfecto escenario ¿pero es realmente la decisión más inteligente? Es entonces cuando te planteas la siguiente pregunta: ¿Debería comprar un coche nuevo o reparar el coche antiguo? Realmente no hay una respuesta a esta cuestión, pero lo que sí te mostramos en este artículo son las ventajas y los inconvenientes de cada opción para que estés informado y puedas llegar a tomar una decisión.

Por si a caso, te recordamos que si ya has tomado una decisión y quieres comprar un coche nuevo lo que te sugerimos es que eches un vistazo a nuestro comparador de ofertas de vehículos nuevos y te configures el tuyo. En menos de 24 horas recibirás las mejores ofertas de coches nuevos de concesionarios oficiales y sin salir de casa.

Compara ofertas

Aunque hayas llevado un mantenimiento al día de tu coche y este esté impecable lo cierto es que las reparaciones en muchas ocasiones son inevitables, a veces por el desgaste que sufren con el tiempo o porque simplemente los componentes han salido defectuosos. El desgaste de la correa de distribución, el embrague, las averías de los sistemas de seguridad o los fallos del tubo de escape son algunas de las averías más comunes. Estos empiezan a aparecer a partir de los 70.000 kilómetros o a los cinco años de vida del vehículo, y son más frecuentes a partir de los 100.000 kilómetros cuando ya tiene más de 8 años o supera los 100.000 kilómetros. Los precios de estas pueden variar, pero pueden empezar desde los 150 euros para por ejemplo un cambio de volante, alcanzar los 500 euros en el caso de que sea la correa de distribución o llegar a 7.000 euros si se requiere reparar el cambio automático.

Reparar mi coche antiguo

Esta opción es para aquellas personas a las que por motivos económicos o bien porque simplemente todavía no quieran deshacerse de él, deciden reparar el coche antiguo. Para todos ellos, aquí va algunos ejemplos de por qué es buena idea arreglar el vehículo viejo:

  • Es prácticamente imposible que arreglar un coche antiguo salga más caro que comprar uno nuevo.
  • Aunque el motor se haya estropeado o la caja de cambios manual o automática esté estropeada, este tipo de averías en ningún caso ascenderán del valor que supone adquirir uno nuevo. Las cuantías de este tipo de averías pueden oscilar entre los 2.000 y los 7.000 euros. Aquí quizás te puedes plantear la compra de un coche de segunda mano, pero ten en cuenta que podrían surgirle este tipo de averías también.
  • El seguro y las tasas iniciales siempre serán más altas en la compra de coche nuevo.
  • Un coche nuevo pierde el 21 por ciento de su valor durante su primer año. Probablemente tu coche ya haya alcanzado ese porcentaje o más.
  • Necesitas alargar la vida de tu coche el mayor tiempo posible. Digamos que planeas adquirir un coche nuevo en un par de años o tres, pero se ha estropeado antes de lo esperado. Repararlo ahora alargaría tus días con él al volante ay evitarte la costosa adquisición de uno nuevo. Te dará más tiempo para ahorrar, ¡piénsalo!
  • Simplemente te da pena deshacerte de tu coche. Quizá es el primero, un regalo de un ser querido o el coche de tus sueños que tanto costó conseguir. ¿Qué supondría para ti entregar un coche viejo al concesionario y comprar uno nuevo? Deshacerte de uno de los objetos que han marcado tu vida.

Comprar un coche nuevo

Ya has decidido que no invertirás un euro más en un coche viejo y por lo tanto tu opción es comprar un vehículo nuevo. Sin duda supondrá un gasto importante, el que más después de la vivienda. Aun así, estás decidido, y nosotros te damos varia razones por los cuales es la mejor opción.

 

  • No tendrás que preocuparte por las reparaciones, al menos en los primeros siete años. De hecho si optas por opciones como el renting es posible que ni las veas aparecer y si surgen te lo incluye en las cuotas que pagas. Nunca sabes lo que pasará con un coche viejo pero con uno nuevo te garantizas que sus primeros años serán un paseo de rosas. Que repares algo roto del antiguo no te garantiza que no le ocurra otra cosa al cabo de unos meses incluso semanas. Si compras un coche nuevo tienes garantía, eso significa que en la mayoría de los casos estés tres años incluso más sin preocuparte por lo que te pueda pasar porque está cubierto.
  • Se acabaron las constantes visitas al concesionario. Dn muchas ocasiones las averías no quedan resueltas a largo plazo y vuelven a surgir en el mismo u otro componente del coche. De todas formas, los viajes al taller te quitan además de dinero, tiempo que podrías dedicar a tu familia o trabajo.
  • Se acabó eso de ir con un cuatro latas por tu barrio y sentirte avergonzado. Porque el coche ya está pasado de moda, porque estás deseando utilizar por ejemplo sistemas como Android Auto o Apple CarPlay o porque no quieres que te deje tirado de camino al trabajo. Todas estos motivos son válidos y pueden ser un motivo de peso para hacer el cambio.

Existen varios argumentos que te pueden hacer decantar una opción u otra pero nunca habrá una teoria irrefutable que te haga elegir la mejor opción. Tú mismo eres el que tienes que realizar un balance entre las cosas positivas y los inconvenientes y tomar una decisión. Nosotros te hemos dado algunos argumentos, ahora te toca a ti.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *