por Redacción Carnovo

Renault MORPHOZ (prototipo): hasta 700 kilómetros de autoomía

Aunque la cancelación del Salón de Ginebra ha supuesto un jarro de agua fría para las marcas y, en general, para el sector del automóvil, ello no ha impedido a los distintos fabricantes seguir presentando sus novedades. En este caso, Renault nos sorprende con un prototipo de SUV eléctrico muy versátil, capaz de aumentar su tamaño para almacenar una batería extra y aumentar su autonomía. En este artículo te contamos cómo lo consigue y todos los detalles del Renault MORPHOZ.

Exterior del Renault MORPHOZ

El Renault MORPHOZ es un concept con un aspecto muy futurista, como es habitual. En él, se aprecian rasgos característicos de un SUV compacto, como el capó elevado y plano, el aspecto esculpido, marcados pasos de ruedas que dejan ver unas grandes ruedas, una elevada línea de cintura y una superficie acristalada muy pequeña, como se aprecia en la vista de perfil. Resulta muy característico la casi ausencia de voladizos y también la presencia de unas cámaras en sustitución de los tradicionales retrovisores.

El frontal luce unos faros ocultos en una especie de parrilla estrecha y unas luces LED verticales. La zaga presenta un diseño en forma de cuña con una línea LED que recorre todo el ancho, interrumpida únicamente, por el logo del rombo.

Pero lo más extraordinario del SUV eléctrico de Renault es que su carrocería se puede estirar para dar cobijo a una batería extra y, de este modo, incrementar la autonomía. La versión normal, llamada City, mide 4,40 metros de longitud. La versión Travel, extiende la carrocería hasta los 4,80 metros, aumentando también la batalla, de 2,73 a 2,93 metros. De esta forma, tenemos dos coches en uno

Interior del Renault MORPHOZ

Esta transformación en la carrocería del prototipo eléctrico de Renault afecta también al interior. Como es lógico, el aumento de tamaño se traduce en un mayor espacio disponible en el habitáculo. Un habitáculo de aspecto muy futurista, como cabe esperar, y que se transforma en un verdadero salón en el modo Travel. El salpicadero tiene un diseño envolvente, un volante con forma rectangular y una sucesión de pantallas que proyectan toda la información de la conducción, asistentes de seguridad y sistema de entretenimiento. El habitáculo está revestido con materiales reciclados y los asientos giran sobre sí mismos.

Motor del Renault MORPHOZ

La marca no ha especificado sobre la potencia del motor eléctrico y prestaciones, pero sí sobre la batería del Renault MORPHOZ concept. En la versión City, equipa una batería de 40 kWh, que le da para recorrer 400 kilómetros, según la marca francesa. Pero, al actival el modo Travel, el aumento de tamaño permite albergar una segunda batería de 50 kWh, hasta llegar a 90 kWh. De esta forma, la autonomía se incrementa hasta unos 700 kilómetros con la que será posible afrontar lagos viajes.

Renault ha explicado que esta transformación se produciría en una estación específica. El coche, colocado sobre una plataforma, agranda su carrocería y almacena la segunda batería desde la plataforma, a través de una tapa ubicada en el bajo del vehículo. Por otro lado, la casa francesa ha afirmado que la batería se recarga por inducción.

Nivel 3 de conducción autónoma 

El prototipo de crossover eléctrico de Renault está equipado con numerosas ayudas a la conducción que le proporcionan un nivel 3 de conducción autónoma. Este nivel permite dejar al vehículo conducir solo, sin la intervención del conductor, en situaciones determinadas y vías autorizadas.

Una idea original que no llegará a producción

El Renault Morphoz no llegará a producción, pero sí nos muestra una de las ideas de la marca del rombo de cara al futuro, en cuanto a movilidad sostenible. Una visión, sin duda, original, que permitiría disponer de un coche eléctrico para el día a día y otro para viajar, pero sin tener que cambiar de vehículo.

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *