por Carlos Serrano

Aprende a reducir marchas correctamente

Cuando conducimos un coche con cambio manual, debemos reducir marchas correctamente para poder conducir de forma más segura y ecológica. A menudo, cuando nos aproximamos un semáforo tendemos a pisar el embrague y seguidamente el freno. Para poder ahorrar combustible y frenos, debemos utilizar siempre el freno motor.

Utiliza el freno motor

Si llegamos a un semáforo, por ejemplo con la tercera velocidad, y para frenar simplemente pisamos embrague para evitar que el vehículo se cale y el freno para reducir la velocidad, no lo estamos haciendo de forma correcta. Para evitar castigar los frenos, así como para decelerar de una forma más segura, es imprescindible utilizar el freno motor.

En el momento en que nos aproximamos en tercera velocidad a un semáforo, debemos hacer con antelación una reducción, pisaremos el embrague cuando circulemos entre 30 y 40 km/h y pasaremos a la segunda velocidad. Así, desgastaremos menos los frenos ya que reduciremos la velocidad progresivamente gracias al freno motor. La conducción por lo tanto será más suave y más económica, ya que desgastaremos menos los frenos (evitando que nuestro coche pueda llegar a vibrar) y la distancia de frenado será menor.

reducir marchas pomo

Suelta suavemente el embrague

Cuando pases de tercera velocidad a segunda, debes soltar el embrague suavemente para evitar tirones. Además, es importante que nos fijemos en las revoluciones del motor sea en la velocidad que sea. Si reducimos marcha con las revoluciones muy altas, el motor se revolucionará, sufriendo desgaste, sobrecalentándose y podría hasta bloquear las ruedas.

Es por eso que las revoluciones no deben estar muy altas, entre 2.000 rpm y 3.000 rpm deberemos reducir, no mucho más arriba, a no ser que estemos realizando una conducción deportiva. Es muy importante también, no reducir más de una velocidad a la vez, es decir, no pases de cuarta a segunda, porque estresarás la caja de cambios y el motor. Las reducciones deben hacerse suavemente para tener una conducción económica, relajada y segura.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *