por Víctor Delgado

Cinco razones para comprar un Opel Insignia Grand Sport

El Opel Insignia Grand Sport es una berlina del segmento D que lucha en el mercado contra coches como el Peugeot 508, el Ford Mondeo o el Volkswagen Passat. La segunda generación de este modelo ha llegado hace poco al mercado, ganando el apellido de Grand Sport, y en Carnovo le hemos realizado nuestra prueba. Por eso, después de pasar varios cientos de kilómetros a su lado, hemos decidido contarte cuáles son nuestras principales razones para comprar un Opel Insignia Grand Sport.

Configura tu Opel Insignia

Razones para comprar un Opel Insignia Grand Sport

Calidad de fabricación

La calidad de fabricación del Opel Insignia Grand Sport está prácticamente a la altura de otras berlinas consideradas como premium, especialmente si lo asociamos al nivel de equipamiento tope de gama. Mención especial merecen los asientos AGR forrados en un cuero microperforado de gran calidad que permite transpirar. Se adaptan al cuerpo perfectamente y sus regulaciones eléctricas son casi infinitas. Además, el resto del habitáculo está compuesto principalmente por materiales blandos y muy agradables al tacto.

Interior del Opel Insignia Grand Sport 2018

Consumo de los motores diésel

En nuestro caso hemos puesto a prueba la versión con un motor diésel de 136 CV. Es un bloque CDTi de 1.6 litros que homologa un consumo medio de carburante ligeramente superior a los 4 l/100km. En condiciones reales esta cifra aumenta, pero no es difícil mantenerlo por debajo del umbral de los 6 l/100km. Además, resulta más que suficiente para mover al Opel Insignia Grand Sport con brío, especialmente después de que perdiese de media unos 200 kg con respecto al anterior Insignia.

Amplitud

El maletero del Opel Insignia Grand Sport cuenta, como mínimo, con una capacidad de 490 litros, la cual puede llegar hasta los 560 litros en caso de que hablemos del familiar, denominado comercialmente Sports Tourer. Pero no solo eso, sino que a pesar de su suave caída del techo que le aporta aspecto de coupé, los adultos que midan 1,85 m de altura o menos cabrán bien en su interior, incluso si hay tres personas. Esto pasa gracias a que el Opel Insignia Grand Sport tiene una anchura de 1,86 m: hay suficiente espacio.

Piloto trasero del Opel Insignia Grand Sport 2018

Diseño

El diseño de un vehículo es algo muy subjetivo, pero es indiscutible que el nuevo Opel Insignia Grand Sport cuenta con un atractivo muy sugerente. Tiene unas líneas muy afiladas y su frontal es largo y bajo, como el de un vehículo deportivo. Por otro lado, la caída del techo hace que tenga un efecto de berlina coupé. El culo sobresale un poco a modo de tercer volumen con una quinta puerta en la que también se abre el portón, pero en ningún caso le hace parecer un coche poco dinámico, por así decirlo. Un punto extra en este sentido se lo lleva la versión deportiva GSi, recién presentada.

Tecnología

La tecnología es uno de los baluartes de Opel y el Insignia Grand Sport, como berlina de representación de la marca del rayo, es un buen ejemplo de ello. Entre el equipamiento tecnológico que puede añadir destacan elementos como un avisador de cambio involuntario de carril, un cuadro de instrumentación con una pantalla de 3,5”, una pantalla táctil multimedia principal de 7”, una llamada de emergencia SOS, un freno de mano eléctrico, un sistema de lectura y reconocimiento de señales de tráfico o un sensor para activar y desactivar automáticamente las luces largas.

Asientos traseros del Opel Insignia Grand Sport 2018