por Alex Leon

¿Cómo quitar arañazos del coche de forma fácil y sencilla?

Los arañazos en el coche no son agradables y a todo el mundo le gusta tenerlo siempre en perfecto estado, como si acabara de salir del concesionario. Desafortunadamente, esto no siempre es posible. Cuanto más se utiliza un vehículo, más crece el riesgo de rayarlo, ya sea por nuestra culpa como por la de los demás. Es por eso que te enseñamos cómo quitar los arañazos del coche fácilmente.

Algunos rasguños casi no se veen, mientras que otros no solo afectan la pintura del coche sino que también a la parte menos superficial de la carrocería. Normalmente lo primero que hacemos cuando nos damos cuenta de que hay un arañazo es correr al taller para que nos repare el daño lo antes posible, aunque esto nos puede salir caro. De hecho, con las herramientas correctas y siguiendo algunas simples indicaciones, podemos intentar solucionar solos el problema.

En primer lugar hay que tener claro que se trata de un arañazo. Muchas veces después de golpear el parachoques de otro coche es posible que esto deje algunas marcas encima de nuestro vehículo.  Quitar este tipo de rayas es más simple respecto a un arañazo y requiere menos trabajo. Por eso, antes de preocuparte, asegúrate de que se trate de un rasguño de verdad. Es posible eliminar este tipo de material con un paño mojado con jabón o con el producto para quitar adhesivos.

¿Cómo arreglar los arañazos del coche?

En caso de que se trate de una arañazo de verdad, no te asustes. Dependiendo del grado de daño existen soluciones que nos permitirán reparar la carrocería utilizando unos productos específicos para quitar los arañazos del coche sin tener que llevarlo al taller.

Una vez establecido que se trata de un arañazo, tenemos que medir la gravedad de la situación, ya que es importante ser conscientes del daño para elegir los instrumentos que necesitaremos para arreglarlo. Si el arañazo afecta solo a la pintura del coche, será mucho más fácil eliminarlo. Si por otro lado la marca tiene un color distinto en comparación con el resto del coche y se puede ver el acero, esto quiere decir que el arañazo es muy profundo y podría ser más complicado repararlo de forma autónoma.  

Antes de empezar a quitar los rasguños, entérate bien de que no haya otras rayaduras por eliminar para no tener que volver a ponerte a trabajar una vez hayas terminado. Una vez tengas la situación bajo control, empieza limpiando y secando bien el coche. Si está sucio durante la reparación, podrías causar más daños al vehículo. Fíjate sobretodo en el área que necesita ser reparada. Echale agua y asegúrate de eliminar todos los residuos.

Ahora ha llegado el momento de lijar el arañazo. Utilizando papel de lija de agua grano 2000 empieza a limar la parte de pintura transparente del coche pero sin pasarte. Mueve el papel siempre en la misma dirección de la marca para no generar otros arañazos. De vez en cuando pásale agua. De esta forma evitarás dejar residuos entre el papel de lija y la pintura y podrás verificar si has llegado a la parte más profunda del daño. Una vez hayas llegado a tu objetivo, enjuaga una última vez y seca bien la carrocería utilizando un paño en microfibra de buena calidad.

Empezamos ahora a reparar el arañazo del coche. Aplica pasta abrasiva para coche a un trozo de algodón y pásalo encima del arañazo con movimientos concéntricos pero sin pasarte ya que podrías dañar la pintura del coche (sobretodo en caso de que se trate de un coche negro o con pintura metalizada). Como explica su nombre, esta sustancia ejerce una acción abrasiva, a través de la cual pequeñas partículas de pintura sana del coche se van depositando dentro del rasguño rellenando y cubriendo de forma definitiva el daño.

Quitar arañazos del coche de forma casera

Una vez acabada este proceso es importante limpiar y pulir cuidadosamente el área en la que has intervenido. De esta forma eliminarás los residuos de pasta abrasiva y eliminarás el halo dejado por esta.

Si el arañazo es muy profundo y utilizando la pasta abrasiva no hemos conseguido eliminarlo, la solución podría ser darle un retoque al cuerpo del coche utilizando pintura y un pincel muy fino. Después de haber encontrado la pintura correcta, utilizaremos el pincel para penetrar correctamente dentro del hueco creado por el arañazo y de esta forma rellenarlo con la pintura. Tanto para la pasta abrasiva como para pintar el coche necesitaremos limpiar y secar bien el coche antes, para que la pintura no se mezcle con impuridades presentes en la carrocería.

Ahora ya sabes cómo eliminar los arañazos en el coche, pero prevenir es mejor que curar y por eso existen algunos productos para los arañazos del coche que tienen una función protectiva sobre la carrocería de nuestro vehículo, como por ejemplo el polish protectivo. Aplicar este producto a nuestro coche servirá no solo para que brille, sino para crear una especie de capa protectora que pueda proteger al cuerpo de cualquier rasguño leve.
Por último, si los arañazos en la pintura son particularmente profundos o extensos, siempre puedes considerar llevar el coche a un taller de reparación de automóviles para repararlo; este dispone de las herramientas y el conocimiento necesarios para dejar tu vehículo como nuevo.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *