por Víctor Delgado

¿Qué es el AdBlue y cómo funciona?

La contaminación de los vehículos con un motor diésel está en boca de todos. El hecho de que las ventas de coches con una mecánica de gasóleo haya descendido hasta un 36,8% de cuota de mercado en lo que va de año, y hasta un 35,9% a lo largo del mes pasado, ha provocado que los fabricantes de automóviles hayan encontrado una solución para reducir las emisiones: su nombre es AdBlue. Pero, ¿qué es el AdBlue? ¿Cómo funciona el AdBlue? Te lo contamos a continuación.

Qué es el AdBlue y cómo funciona: partículas contaminantes

Para ponernos en antecedentes sobre qué es el AdBlue y cómo funciona el AdBlue en los motores diésel, primero debemos conocer cuál es el problema al que se enfrenta. En la combustión de los propulsores de gasóleo se liberan ciertas partículas contaminantes que afectan negativamente tanto a la atmósfera como al sistema respiratorio de las personas que las respiran.

Estas partículas proceden principalmente del NOx u óxidos de nitrógeno, que está compuesto por NO, NO2, N2O, N2O3, N2O4 y N2O5. Sin embargo, el mayor porcentaje de NOx lo forman el NO u monóxido de nitrógeno, y el NO2 o dióxido de nitrógeno. Ambos son muy contaminantes, y mientras que el primero puede provocar lluvia ácida el segundo es uno de los principales causantes de las enfermedades pulmonares.

Qué es el AdBlue y cómo funciona: elimina la contaminación

Lo que hace el AdBlue, que es un aditivo compuesto por una disolución de urea (una sustancia orgánica incolora) al 32,5%, es reducir drásticamente o eliminar por completo la contaminación. ¿Cómo? Pues a través de una inyección que lo mezcla con los gases contaminantes que salen por el escape antes de que entren en contacto con el aire.

Cuando se produce la reacción química derivada de la mezcla de los gases liberados por la combustión y del AdBlue, el NO y el NO2 se convierten en CO2 o dióxido de carbono y agua. Es cierto que el CO2 contamina, pero lo hace a un nivel considerablemente menor que el NO y el NO2.

Funcionamiento AdBlue

Conviene señalar que otras de las partículas que más contaminan en los motores de combustión son los benzopirenos (que son ceniza). Sin embargo, estos son retenidos por un filtro de partículas que necesita ser sustituido periódicamente para evitar su obstrucción y que cada vez está más presente también en los motores de gasolina (en los diésel es totalmente obligatorio).

Qué es el AdBlue y cómo funciona: qué modelos AdBlue

En la actualidad ya existen varios modelos que incluyen AdBlue en sus motores para reducir la contaminación. Tanto es así que la gran mayoría de las denominaciones comerciales de mecánicas que incluyen la palabra Blue, como BlueTec, BlueMotion o BlueHDi, ya cuentan con AdBlue.

Si concretamos un poco más, algunos de los fabricantes de vehículos que hacen uso del AdBlue en sus motores de combustión diésel son BMW, Mercedes, el Grupo PSA Peugeot Citroën, Opel, Mazda, Porsche o algunas marcas del Grupo Volkswagen, como Porsche o la propia Volkswagen.

Qué es el AdBlue y cómo funciona: el precio del AdBlue

El AdBlue se gasta. No es algo que necesite repostajes tan periódicos como el carburante, pero sí que hay que estar atento para llenar su depósito cuando sea necesario. El tanque de AdBlue suele tener una capacidad que ronda los 20 litros, y si cada 1.000 km se suele gastar un litro, a los 20.000 km habría que rellenar de nuevo el depósito.

Pero, ¿cuánto cuesta el AdBlue? Pues depende de donde lo compres o repostes, pero suele ser algo inferior al del carburante; es decir, un poco más de un euro por cada litro. Además, fabricantes como Porsche lo rellenan gratis en su taller una vez el depósito esté vacío para que a sus clientes no les cueste ni un euro tener conciencia ecológica.

Qué es el AdBlue y cómo funciona: ventajas e inconvenientes

Como en cualquier sistema, hay partes buenas y partes no tan buenas. Así las cosas, las ventajas e inconvenientes del AdBlue se resumen muy rápidamente. Las principales ventajas del AdBlue son que tu coche contamina menos y que estará adaptado a las últimas normas anticontaminación.

Por el contrario, los inconvenientes del AdBlue son que tu coche tendrá una mecánica un poco más compleja (y, por tanto, es más susceptible de averiarse a pesar de que el sistema es muy simple) y que el AdBlue se gasta y tendrás que pagar por él para repostar. Además, si el depósito se vacía y no lo rellenas, tu coche no te permitirá avanzar.

Depósito de AdBlue
  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *