por Víctor Delgado

5 puntos positivos del Subaru Impreza

Hace unos pocos días analizamos a fondo el nuevo Subaru Impreza 2018. Se trata de un vehículo compacto capaz de enfrentarse a rivales de la talla del SEAT León, el Hyundai i30, el Mazda 3, el Honda Civic, el Kia Ceed, el Ford Focus o el Renault Mégane gracias a una serie de aspectos que lo convierten en una de las mejores alternativas de su segmento. Por ello hemos decidido resumirte de forma sencilla los cinco puntos positivos del Subaru Impreza que más nos han llamado la atención.

1. Puntos positivos del Subaru Impreza: diseño

El nuevo Subaru Impreza 2018 muestra un diseño prácticamente igual al del también renovado Subaru XV, que podría considerarse la versión SUV de este compacto. Tiene una longitud de 4,46 m, por una anchura de 1,78 y una altura de 1,48. Su parte delantera cuenta con una parrilla que, para lo que se ve hoy en día, no resulta muy grande, y con unos faros con una firma luminosa diurna LED reconocible.

Sin llegar a ser un coupé, su silueta va decayendo según nos acercamos a la trasera. No obstante, lo que más llama la atención en su perfil son sus llantas de 17 pulgadas, de serie en este acabado Executive. En la zaga también nos encontramos con muchas similitudes al compararlo con el XV, empezando por unos pilotos que se adentran en el portón.

Además, incorpora algunos añadidos deportivos, como la antena en forma de aleta de tiburón, un pequeño spoiler sobre la luneta o una zona inferior de plástico que luce como un difusor.

Interior del Subaru Impreza

2. Puntos positivos del Subaru Impreza: espacio interior

Como ya ocurre con su parte exterior, el interior del nuevo Subaru Impreza 2018 es tremendamente parecido al del Subaru XV. La visibilidad en todos los ángulos es muy buena y encontrar una buena postura de conducción no resulta difícil. Esto ocurre gracias a las regulaciones que ofrecen el volante, en altura y profundidad, y el asiento.

Las plazas son muy cómodas, pero sí que es cierto que podrían ofrecer un punto más de sujeción lateral. En las plazas traseras tres adultos caben relativamente bien, aunque es preferible utilizar solo las dos plazas laterales por anchura. Sin embargo, solo hay problemas de altura si se rozan los 1,90 m. Por otro lado, todos los mandos están a mano y su ergonomía es digna de resaltar.

Asimismo, tanto la calidad como los ajustes de los materiales empleados en el interior son muy buenos, ya que este compacto nipón cuenta con multitud de zonas mullidas y agradables al tacto; y dispone de huecos suficientes para olvidarte de las llaves, la cartera o el móvil cuando se está conduciendo.

3. Puntos positivos del Subaru Impreza: tecnología

La versión Executive del Subaru Impreza incluye de serie muchos elementos tecnológicos, tanto en lo que se refiere a conectividad e infoentretenimiento, como a seguridad. Entre los primeros podemos encontrar una pantalla multimedia principal de 8 pulgadas y otra adicional de 6 pulgadas en la que se muestran diversos parámetros correspondientes al consumo de combustible o a la tracción a las cuatro ruedas.

Maletero del Subaru Impreza

Además, se puede ligar a todos los dispositivos móviles gracias a los sistemas Android Auto y Apple CarPlay. Entre los relojes de la instrumentación incluye un pequeño display LCD que también nos enseña los datos ofrecidos por el ordenador de a bordo.

Mientras tanto, en lo relativo a la seguridad, añade acceso y arranque sin llave, avisador de mantenimiento de carril, asistente de frenada automática de emergencia, control de crucero adaptativo, volante multifunción, reposacabezas activos o encendido de luces automáticas. De igual forma, incorpora algunos elementos de confort, como asientos calefactables.

4. Puntos positivos del Subaru Impreza: maletero

La capacidad del maletero del Subaru Impreza 2018 es de 384 litros, lo que le sitúa ligeramente por encima de la media del segmento. A nivel comparativo, el del SEAT León puede albergar 380 litros de equipaje, al igual que el Volkswagen Golf, por los 375 litros del nuevo Ford Focus o los 398 litros del Peugeot 308. El Honda Civic, por su parte, tiene un maletero de hasta 478 litros.

Lo mejor es que sus formas son tremendamente regulares, y no solo en el interior, sino que la boca de carga es prácticamente cuadrada y se sitúa a una altura lo suficientemente baja como para que no cueste demasiado subir los bultos que vayamos a cargar.

De igual modo, en el interior cuenta con varios ganchos en los que se pueden poner, por ejemplo, las bolsas del supermercado, para evitar que se desplacen en las curvas y que su contenido se vierta por todo el maletero. La fila trasera de asientos se puede plegar en una disposición de 60/40, lo que dejaría una capacidad de más de 1.300 litros dejando un suelo casi plano.

5. Puntos positivos del Subaru Impreza: motor y conducción

A nivel dinámico y de conducción, el Subaru Impreza 2018 es sobre todo un coche muy cómodo. Huye de los volantes achatados que tan de moda están y su dirección es precisa y comunicativa si la comparamos con la mayoría de las direcciones actuales, con un nivel de asistencia demasiado acusado.

La tracción total permanente también es un punto a favor en cuanto a seguridad al facilitar el agarre y la estabilidad en curva. Además, no repercute demasiado en el consumo, ya que los 6,4 l/100km que homologa en ciclo combinado no están muy lejos de la realidad, pues supera por poco los 7 l/100km.

En cuanto a la suspensión, contiene hasta cierto punto los balanceos de la carrocería en curvas rápidas y cambios de apoyo, pero también filtra muy bien los baches o las irregularidades que nos podemos encontrar en el asfalto. El cambio de marchas de tipo CVT o variador continuo resulta muy silencioso a bajas vueltas, pero suena mucho y hace que el coche corra poco cuando pisamos a fondo el acelerador. En cualquier caso, hay que recordar que tiene 114 CV.

Trasera del Subaru Impreza
  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *