por Alex León

Opel Crossland X: cinco puntos positivos

Durante unos días hemos estado al volante de un Opel Crossland X, un coche que se posiciona en el segmento de los SUV urbanos. En este otro artículo puedes visualizar sus rivales más importantes, pero aquí vamos a analizar los aspectos que más le hacen destacar y que pueden decantar a alguien por la compra de este nuevo modelo alemán.

No olvides que si te gusta el Opel Crossland X o cualquiera de sus competidores en el mercado puedes configurarlo en nuestra página principal. Gracias a él te puedes ahorrar hasta 4.000 euros de media en la compra de tu coche nuevo. Solo tienes que elegir el vehículo que prefieras y en menos de 24 horas recibirás las mejores ofertas de concesionarios oficiales sin salir de casa.

Opel Crossland X interior SUV 2018

Puntos positivos del Opel Crossland X

Pantalla multimedia

Una de las cosas a las que Opel le ha dado más importancia en sus nuevos lanzamientos es en todo lo referente al sistema multimedia. Este Crossland X instala una pantalla táctil que puede ser de hasta ocho pulgadas y que responde muy rápido a las órdenes del conductor. Se encuentra situada en una posición muy alta y tiene una visibilidad muy clara. Además, las huellas de los dedos no se quedan marcadas.

Head Up Display

Es uno de los elementos de seguridad más útiles de los últimos años. Se conecta solo en el arranque del vehículo y permite que el conductor no quite la vista de la carretera para consultar la información más relevante de la marcha, como la velocidad a la que se está circulando, las indicaciones del sistema de navegación o la velocidad máxima a la que se puede circular por la vía, gracias a lector de señales de tráfico.

Postura de conducción

Los asientos delanteros, aunque sería deseable que sujetasen más en las curvas, son muy cómodos. El conductor tiene un reposabrazos que le hace sentir como en su “trono” y se puede incrementar la comodidad en las piernas a través de una bandeja extensible que ofrece más apoyo para estas, y que se acciona de manera eléctrica. El volante es regulable en altura y profundidad y ofrece un recorrido suficiente para que cualquiera encuentre la postura idónea.

Iluminación

Su firma luminosa le permite ser reconocido desde lejos como un Opel de nueva generación, pero más allá de eso consigue que conducir de noche sea “un juego de niños” gracias a su buena iluminación. Además, no te tienes ni que preocupar de accionar los faros, ya que se encienden de forma automática tanto las cortas como las largas, lo que permite evitar deslumbramientos en carretera.

Maniobrabilidad

A la gran postura de conducción conviene sumar una maniobrabilidad digna de los mejores en este sentido. La visibilidad es de diez, al ir situado en una postura muy alta, y el volante da tres vueltas completas entre topes, lo que ayuda a realizar los giros en ciudad. Cabe mencionar la facilidad de aparcamiento resaltada, además de por la visibilidad y por su amplio giro, por el hecho de que mide 4,21 metros de largo, 16 centímetros menos que un Opel Astra.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *