por Víctor Delgado

Prueba de consumo del Opel Grandland X

A través de una prueba de consumo tan exhaustiva como las que hacemos en Carnovo es posible conocer cuánto consume de verdad un modelo con un motor en concreto. Se trata de uno de los aspectos que más influyen en la decisión de compra de un coche, y por eso seguimos sometiendo a los vehículos que pasan por nuestras manos a este test. En esta ocasión te traemos la prueba de consumo del Opel Grandland X.

Configura tu Opel Grandland X

Pero antes, recordemos que tipo de coche es este alemán: se trata de un todocamino compacto que rivaliza con otros modelos como el Nissan Qashqai, el Hyundai Tucson, el SEAT Ateca, el Peugeot 3008, el Renault Kadjar, el Ford Kuga… y otros tantos vehículos que se han sumado a lo largo de los últimos años a la categoría de los SUV C. Generalmente no destacan por sus prestaciones fuera del asfalto, pero son cómodos y espaciosos.

Prueba de consumo del Opel Grandland X: consumo real

El motor que monta nuestra unidad de pruebas del Opel Grandland X es uno de los más populares de su gama. Se trata de un bloque diésel CDTi de 1.6 litros que entrega una potencia de 120 CV. Además, en este caso, va asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades de convertidor de par. No resulta especialmente rápida y además el recorrido del pomo está escalonado, como antiguamente. Sin embargo, sí que resulta cómoda.

Cuadro de instrumentación del Opel Grandland X

Como suele pasar, salvo en contadísimas excepciones, el consumo de carburante ha sido algo superior a lo homologado por el fabricante. En cualquier caso, las cifras obtenidas en la prueba de consumo del Opel Grandland X 1.6 CDTi de 120 CV han sido bastante satisfactorias. Recordemos que a la hora de hacer esta prueba se hace una conducción tranquila, sin ir demasiado lento pero sin tampoco ir muy rápido o meterle mucha carga al acelerador.

Pero vamos a donde está la “miga”. Los consumos de combustible arrojados por este modelo en nuestra prueba han sido los siguientes:

  • Consumo oficial homologado por el fabricante: 4,3 l/100km.
  • Consumo según el ordenador de a bordo: 5,1 l/100km.
  • Consumo real según nuestra prueba: 6,2 l/100km.

¿Cómo realizamos esta prueba?

Para llevar a cabo esta prueba de consumo del Opel Grandland X hemos hecho lo mismo que en el resto de pruebas de consumo (puedes consultar en este enlace la del BMW X1 o en este otro la del Kia Rio). Seleccionamos una ruta de 100 km que combine carreteras secundarias, ciudad y autopista o autovía a partes prácticamente iguales. Salimos con el depósito de combustible al completo y, al llegar de nuevo a la estación de servicio, volvemos a llenar el depósito. ¿El resultado final? Se puede ver en la pantalla del surtidor de combustible.

Surtidor de gasolina del Opel Grandland X

Conclusión

Estamos de acuerdo en que 120 CV de potencia para mover un coche que ronda los 1.430 kg no es mucha. Pero la idea de esta mecánica es viajar del punto A al punto B de la forma más económica… y cómoda posible. El veredicto es que lo consigue, pues un consumo de combustible real en ciclo combinado de 6,2 l/100km se puede calificar como bastante bueno. Sí; es verdad, está lejos de lo declarado por Opel… pero no es ni mucho menos un consumo alto.

Nota de la prueba de consumo de Carnovo: 8.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *