por Redacción Carnovo

Volkswagen T-Roc Cabrio: características y lanzamiento

El mercado de los coches descapotables generalistas tuvo su “boom” en la década de los 2.000, pero poco a poco se fue desinflando. Ahora, parece que vuelve a cobrar interés y Volkswagen ha sorprendido con una versión descapotable del Volkswagen T-Roc, su crossover compacto del segmento C. De esta forma, mezcla le concepto SUV con el de cabrio, una mezcla extraña, pero que podría tener éxito. Y quién sabe si será la tendencia de los todocaminos en los próximos años. Aquí te contamos todo sobre el nuevo Volkswagen T-Roc Cabrio.

Exterior del Volkswagen T-Roc Cabrio

Estéticamente, el Volkswagen T-Roc Cabrio no es simplemente un T-Roc al que le han sustituido el techo metálico por otro de lona. El diseño del frontal es idéntico, con gran protagonismo de la parrilla, en la que se integran los faros. A partir de ahí, hay cambios notables, empezando por las medidas. Es 5 centímetros más bajo, 34 milímetros más largo y la distancia entre ejes aumenta en otros 4 centímetros. Además, tiene dos puertas laterales para crear el aspecto de un coupé, cuando tiene la capota. En la zaga, continúa el diseño horizontal de las ópticas y las marcadas líneas horizontales en la carrocería que acentúan la anchura.

Interior del Volkswagen T-Roc Cabrio

El interior del Volkswagen T-Roc Cabrio no cambia mucho, con respecto al modelo convencional, al menos en lo que a diseño del salpicadero se refiere. Donde sí hay importantes diferencias es en la habitabilidad. Pese a ser un coupé descapotable, el espacio para cuatro pasajeros es holgado. En las plazas traseras, incluso un adulto de 1,80 puede viajar cómodamente. El maletero ofrece una capacidad de 284 litros, pero se puede aumentar abatiendo los asientos posteriores. Lo que no ha cambiado ha sido la calidad de los materiales que revisten el habitáculo, todos rígidos. La capota se puede desplegar mecánicamente en marcha, siempre que no se superen los 30 km/h.

Motores del Volkswagen T-Roc Cabrio

Mecánicamente, el nuevo SUV descapotable de Volkswagen se ofrece con solo dos motores de gasolina, ambos turboalimentados. Por un lado, un 1.0 TSI de tres cilindros, que entrega 115 caballos, y por otro, un 1.5 TSI de cuatro cilindros y sistema de desconexión de cilindros, con 150 caballos. La opción más potente se podrá combinar con un cambio automático de doble embrague y siete marchas, mientras que la otra solo se podrá elegir con cambio manual de seis velocidades. No habrá versiones 4×4.

Ayudas a la conducción y equipamiento tecnológico

En cuestión de ayudas a la conducción, el Volkswagen T-Roc Cabrio equipa todos los sistemas presentes en el T-Roc con carrocería cerrada. Por tanto, puede tener elementos como el programador de velocidad activo, el aviso de ángulo muerto o el aviso de colisión frontal con detector de peatones y ciclistas, entre otros.

Esta versión descapotable, en concreto, añade un marco del parabrisas reforzado para mejorar la seguridad, así como algunas modificaciones estructurales en los bajos, travesaños y puertas. También incluye arcos antivuelco ocultos detrás de los asientos posteriores que, en caso de accidente, se elevan automáticamente.

Precios del Volkswagen T-Roc Cabrio

El todocamino descapotable de Volkswagen será presentado oficialmente en el Salón de Fráncfort 2019, aunque no llegará a los concesionarios hasta la primavera de 2020. La marca ha anunciado que se comercializará con dos acabados, Style y R-Line, pero no ha confirmado el precio.

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *