por Redacción Carnovo

Subaru Outback GLP Black Edition: familiar, aventurero y ECO

El Subaru Outback GLP es la versión más interesante en la gama de este coche familiar con aspecto campero y buenas cualidades de todoterreno. Está disponible desde la primavera de este año y, además de contar con un equipamiento mejorado, incorpora un motor de gasolina que puede funcionar con GLP, lo que le permite obtener la etiqueta ECO de la DGT y ser una interesante alternativa a los SUV Híbridos tradicionales. Mide 4,82 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,60 metros de alto y es una alternativa al Subaru Outback que ya conocíamos.

En el plano estético, el Subaru Outback GLP no muestra diferencias con el resto de la gama Outback. Por tanto, nos encontramos con una imagen más bien discreta, con un pronunciado capó, bastante plano, y un frontal en el que destaca la parrilla hexagonal cromada y unos faros adaptativos LED de serie. También se aprecian las características protecciones inferiores en los paragolpes y laterales y las barras en el techo. Atrás, el portón tiene apertura eléctrica a partir del acabado Executive y las llantas pueden ser de 17 o 18 pulgadas.

La gran novedad en este familiar todoterreno de Subaru está bajo el capó. Monta un motor de gasolina de cuatro cilindros bóxer de 2.5 litros, que entrega 175 caballos, asociado a un cambio de tipo variador continuo. Pero este motor está adaptado para funcionar también con GLP, lo que supone un ahorro notable de combustible, frente al Outback convencional de gasolina. 

Interior del Subaru Outback GLP

El interior del Subaru Outback GLP muestra un aspecto sencillo y funcional, con una calidad de acabados muy buena. La zona superior está revestida con un material blando, así como algunas superficies de las puertas. Las versiones más equipadas, cuentan con tapicería en cuero para los asientos y algunos revestimientos del habitáculo también en cuero. Otras zonas tienen un plástico de una calidad inferior, como en el túnel central o las molduras que recorren el salpicadero. 

La consola central está bien integrada en el salpicadero y alberga una pantalla táctil de 8 pulgadas del sistema de información y entretenimiento. Tiene una buena resolución y su funcionamiento es sencillo, pero cuando le da el sol, no se ve con claridad. Los diferentes mandos y botones, como los del climatizador, y el resto de comandos de la consola central están ubicados a una distancia correcta. Pero la ergonomía no es tan buena en el volante, por la cantidad de botones que incluye y por los controles situados a la izquierda, que quedan ocultos a primera vista. 

Los asientos son muy cómodos, cuentan con calefacción de serie y se pueden ajustar en diferentes posiciones. En la versión Executive Plus, tienen tapicería de cuero. Son grandes y tienen un mullido blando, pero no sujetan demasiado. En carreteras de curvas es fácil moverse, aunque no es un coche pensado para ir rápido. 

Espacio para los pasajeros del Subaru Outback

La habitabilidad en el interior del Subaru Outback GLP es muy buena. Cinco personas pueden viajar con absoluta comodidad, ya que la banqueta trasera puede recoger a tres ocupantes, aunque la plaza central sea más estrecha. El espacio para las piernas es muy bueno y la altura al techo es destacada, tanto en las plazas delanteras como en las traseras. 

Espacio del maletero del Subaru Outback

El maletero del Subaru Outback GLP tiene una capacidad de 512 litros que lo coloca en la media del segmento. Además, cuenta con unas formas muy regulares y un piso totalmente plano que permite aprovechar mejor el espacio, pero no está tan equipado como la mayoría de sus rivales.

Acabados del del Subaru Outback GLP

El equipamiento del Subaru Outback GLP está articulado en cuatro niveles: Sport, Executive, Executive Plus S y Black Edition. De serie, incluye elementos importantes como los asientos delanteros con calefacción o la cámara de visión trasera. 

SPORT

El nivel básico cuenta con llantas de 17 pulgadas, tracción Symmetrical AWD, luces de cruce, freno y posición LED, siete airbags, cámara de visión trasera, faros adaptativos LED, climatizador automático, asistente de arranque en pendiente, control de crucero, asiento del conductor eléctrico, asientos delanteros con calefacción, sensor de lluvia y luces, sistema Starlink con radio CD, MP3 y pantalla de 8 pulgadas, conexión bluetooth, iPod-iPhone, Apple CarPlay y Android Auto, tomas USB, reconocimiento de voz, volante forrado en cuero y retrovisores térmicos y eléctricos y el sistema de seguridad EyeSight, que incluye control de crucero adaptativo, aviso de distracción y salida de carril, alerta de arranque del vehículo delantero, asistente de mantenimiento de carril, sistema de anticipación de la asistencia en la frenada y gestión anticipada del acelerador.

EXECUTIVE

Añade el acceso y arranque inteligente, el portón trasero automático, cristales tintados y el techo solar eléctrico.

EXECUTIVE PLUS S

Incorpora las llantas de 18 pulgadas, la tapicería de cuero, regulación del asiento del acompañante en ocho posiciones, función de memoria en el asiento del conductor y sistema de ventilación en las plazas traseras. 

BLACK EDITION

El acabado Black Edition es el tope de gama y se basa en el Executive Plus S, pero se caracteriza por la presencia del color negro como elemento principal, en la parrilla frontal, retrovisores, llantas, barras del techo y en el nombre del modelo en el portón trasero. Además, la parrilla frontal y los faldones laterales incluyen una inserción en verde. Hay cuatro colores para la carrocería con este acabado: Crystal White, Crystal Black, Dark Blue y Magnetite Gray.

Seguridad del Subaru Outback GLP

El Subaru Outback GLP es un vehículo muy seguro. Cuenta con 5 estrellas en las pruebas de seguridad Euro Ncap, en las que obtuvo un 85% de la nota en protección a los ocupantes, 87% en protección infantil, 70% en protección al peatón y 73% en asistencias a la seguridad. 

El familiar todoterreno puede equipar diferentes sistemas de seguridad, según el nivel de equipamiento. El más importante es el paquete EyeSight, que funciona a través de dos cámaras situadas en la parte superior del parabrisas. Permiten detectar vehículos, peatones y objetos móviles. Cuenta con control de crucero adaptativo, aviso de distracción y salida de carril, alerta de arranque del vehículo delantero, asistente de mantenimiento de carril, sistema de anticipación de la asistencia en la frenada y gestión anticipada del acelerador.

 

Conducción del Subaru Outback GLP

El Subaru Outback GLP ofrece una experiencia de conducción idéntica a la del Outback de gasolina. Es un coche agradable de conducir y muy cómodo, gracias al buen trabajo que hacen sus suspensiones blandas. También contribuye a esta sensación el funcionamiento del cambio Lineartronic, muy suave, aunque un poco lento cuando se activa el modo manual. 

El motor funciona con gasolina y GLP, pero es imposible apreciar cuándo lo hace con uno u otro combustible. La respuesta del motor es siempre la misma, contundente pero lineal. De la misma forma, resulta imperceptibles las vibraciones del motor, funcione con gasolina o con GLP, y esto se debe a la arquitectura bóxer. La calidad de rodadura es muy buena y el silencio en el habitáculo solo queda interrumpido al pisar a fondo el acelerador.

Motores del Subaru Outback GLP

La principal novedad del Subaru Outback GLP está en su motor, un bloque de gasolina 2.5 litros de cuatro cilindros en posición bóxer, que también funciona con GLP. Este motor entrega 175 caballos y 235 Nm de par. A través de la caja de cambios automática Lineartronic, de tipo variador continuo, se traslada la potencia del motor a las cuatro ruedas, mediante el sistema Symmetrical AWD. 

Con estas características, el consumo medio homologado es de 8,6 litros cada 100 kilómetros y emite 193 gr/km de CO2. No es un consumo bajo, ni mucho menos, pero hay que tener en cuenta que el GLP alarga notablemente la autonomía y reduce el gasto por kilómetro. Además, luce la etiqueta ECO de la DGT, que le permite circular en espacios cerrados al tráfico en episodios de alta contaminación. 

 

Conclusión y Precios del Subary Outback GLP

El Subaru Outback GLP está a la venta a partir de 32.900 euros con el acabado Sport, 36.650 euros con el acabado Executive, 39.100 euros con el acabado Executive Plus S y 39.600 euros con el acabado Black Edition. Es una alternativa muy interesante a los tan de moda SUV. Un familiar clásico, con buen maletero, bien equipado y que permite salir fuera del asfalto con seguridad. Y todo ello, con los beneficios de la etiqueta ECO de la DGT. 

 

Aspectos positivos del Subaru Outback GLP

  • Buen equipamiento de serie
  • Confort de marcha
  • Etiqueta ECO

Puntos de mejora

  • Diseño del salpicadero anticuado
  • Cambio Lineartronic
  • A pesar del GLP, el consumo medio es alto

 

 

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *