Primera prueba del Honda CR-V híbrido: eficiente y espacioso

por

La renovación del Honda CR-V, un SUV de tamaño medio, le ha sentado de maravilla al modelo japonés, que ahora es un coche más maduro que nunca. Así lo comprobamos cuando tuvimos la oportunidad de ponernos a sus mandos hace unas semanas, y lo hemos corroborado a principios de esta misma semana al realizar la primera prueba del Honda CR-V híbrido. Por lo tanto, a su puñado de virtudes ahora se le une, más si cabe, el respeto por el medio ambiente.

Compara ofertas del CR-V

No obstante, su vida comercial no será para nada sencilla, pues llega directamente para competir con modelos de la talla del Skoda Kodiaq, el Nissan X-Trail, el Peugeot 5008 o el Volkswagen Tiguan AllSpace. Un SUV híbrido con un diseño atractivo, una calidad de fabricación muy destacable, un nivel alto de tecnología y un espacio interior que permite dar cabida a siete pasajeros sin despeinarse (solo en la versión de gasolina), y aún sigue quedando disponible algo de maletero.

El Honda CR-V híbrido, por fuera

El nuevo Honda CR-V híbrido tiene una lontigud total que llega hasta los 4,60 m de longitud, y desde fuera se ve como un coche muy robusto y poderoso. A ello ayuda en gran medida una parrilla frontal de grandes dimensiones con una enorme lámina horizontal cromada en la que se integra el logo de la firma nipona. Tan grande es la parrilla frontal que incluso llega a unirse con los faros delanteros en sus dos extremos laterales.

En su perfil nos encontramos con las mismas formas angulosas que conforman su parte delantera y cuenta con unos nervios muy marcados que acentúan su robustez. Además, incorpora unas molduras cromadas en el marco de las ventanillas. Por otro lado, los pasos de rueda sobresalen ligeramente del conjunto, algo que le aporta fuerza visual y que le aleja de unas líneas suaves.

Plazas traseras del Honda CR-V híbrido 2018

Ya en la zaga vemos que la tendencia de diseño que hemos observado en el resto del Honda CR-V híbrido continúa de forma inequívoca. Las formas de la carrocería se dejan notar y los pilotos posteriores han crecido, y ahora tienen forma de “L” y se introducen en el portón del maletero. Los tubos de escape son “de verdad” y por supuesto incluye unas protecciones en los bajos de su carrocería, como buen SUV.

¿Cómo de espacioso es el Honda CR-V híbrido?

Al abrir la puerta del nuevo Honda CR-V híbrido lo primero que llama la atención, más allá del espacio, es el cuidado con el que la marca de Tokio ha elaborado el interior. Tanto el cuero como las molduras son de una calidad destacable, y los pocos plásticos que conforman el habitáculo tienen un tacto muy agradable. En este sentido, el Honda CR-V híbrido se sitúa por encima de la gran mayoría de sus rivales directos en el mercado.

La disposición de todos los mandos y controles del vehículo es muy clara y al conductor le costará muy poco hacerse a ellos. Nos gusta especialmente la instrumentación digital con el indicador de energía en el centro, algo que le aporta un toque de clarividencia a la hora de saber cómo está trabajando el sistema de propulsión. La pantalla, que puede ser de hasta 7 pulgadas, es fácil de manejar y cuenta con una rapidez y unos gráficos excelentes.

Llantas de aleación del Honda CR-V híbrido 2018

El espacio en las plazas traseras es, directamente, sobresaliente. En ello tiene mucho que ver que la distancia entre ejes haya crecido en 4 cm si la comparamos con la generación anterior, algo que ocurre igualmente con el espacio disponible a lo ancho, que es 3,5 cm mayor. ¿Lo mejor? El túnel de transmisión es prácticamente inexistente e incluso tres adultos de talla media pueden viajar de forma cómoda.

Fruto precisamente del carácter familiar de este modelo, el Honda CR-V híbrido cuenta con un montón de huecos para llevar objetos en la cabina; y en el del reposabrazos central cabe hasta un ordenador portátil. Por otro lado, el maletero tiene una capacidad de casi 600 litros con una configuración interior de cinco asientos, y es que esta variante híbrida no ofrece posibilidad de añadir dos plazas más debido a la situación de las baterías.

Así va en marcha el Honda CR-V híbrido

Las sensaciones de conducción del Honda CR-V híbrido son muy parecidas a las que obtuvimos en la versión con el motor de gasolina VTEC de 1.5 litros, la otra mecánica disponible en la gama del nuevo Honda CR-V 2018. Por norma general se trata de un coche muy cómodo y con unas reacciones nobles y predecibles, si bien la comodidad gana en esta variante con el sistema de propulsión híbrido.

Cambio automático del Honda CR-V híbrido 2018

La ergonomía en la postura de conducción es excelente y cuenta con una visibilidad magnífica en todos los ángulos. La dirección podría ser algo más comunicativa, ya que su nivel de asistencia no permite percibir bien lo que hay debajo de los neumáticos. Por su parte, la suspensión hace un trabajo muy bueno a la hora de filtrar los baches, si bien tampoco permite que el coche balancee demasiado en las curvas incluso con su altura.

De todas formas, en lo que más hay que detenerse es en su sistema de propulsión híbrido, formado por un grupo eléctrico y por un motor de combustión de gasolina de 2.0 litros, cuatro cilindros y ciclo Atkinson. Desarrolla una potencia total de 184 CV y su par motor máximo es de 315 Nm, lo que le capacita para resolver cualquier circunstancia de la conducción sin mayores problemas.

¿Y qué es lo que tiene de especial? Pues que se conduce prácticamente como un eléctrico 100%. La cuestión es que el motor de combustión solo impulsa las ruedas entre los 80 y los 120 km/h. El resto del tiempo solamente actúa como un generador para su sistema eléctrico. De hecho, la velocidad máxima, cifrada en unos 180 km/h, la alcanza con el motor eléctrico en acción.

Además, debido a esta simple configuración mecánica, que ayuda a maximizar la eficiencia hasta tal punto que con casi 200 CV homologa una cifra de consumo medio de combustible de 5,3 l/100km, el nuevo Honda CR-V híbrido no tiene caja de cambios. En su lugar hay unos botones que se manejan como una transmisión automática (P, R, N y D) y unas levas para controlar la retención del motor.

Trasera del Honda CR-V híbrido 2018

No, no es una caja CVT o de variador continuo. Simplemente no hay transmisión. En cualquier caso, el conductor puede elegir entre diferentes modos de conducción, como son el Sport, el Eco y el EV (totalmente eléctrico, aunque no puede recorrer en este modo más de unos 2 km). La conclusión en este apartado es que es un vehículo revolucionario, muy eficiente y realmente cómodo en marcha.

¿Qué equipamiento incluye el Honda CR-V híbrido?

No hay coche que acabe de salir al mercado que no disponga de un componente tecnológico de un nivel reseñable, pero es justo señalar que el nuevo Honda CR-V híbrido es uno de los mejores de su categoría en este aspecto. Los niveles de acabado que se pueden combinar con esta opción mecánica se dividen en cuatro y son los Comfort, Elegance, Lifestyle y Executive.

En lo que respecta a su seguridad y a los sistemas de ayuda activa a la conducción, el Honda CR-V híbrido puede incorporar elementos como un detector de obstáculos en ángulo muerto, un avisador de cambio involuntario de carril, una frenada automática de emergencia o un control de crucero adaptativo, entre otros. Por su parte, el sistema de navegación tiene conectividad total y ha sido desarrollado en colaboración con la firma Garmin. Además, los asientos pueden ser calefactables y con regulación eléctrica, y el freno de mano por botón.

Lo mejor es que, de serie, cualquiera que sea la versión escogida del Honda CR-V híbrido, su equipamiento incluye un paquete de seguridad y asistencia a la conducción denominado Honda Sensing. Asimismo, incorpora de inicio un sistema de sonido con ocho altavoces, conectividad Bluetooth, alarma, climatizador automático, llantas de aleación de 18 pulgadas, llamada automática de emergencia o sensores de luces con luces de carretera automáticas.

Precios del Honda CR-V híbrido

Para terminar, cabe destacar que el nuevo Honda CR-V híbrido 2019 estará disponible en el mercado español a partir del próximo mes de febrero. Mientras tanto, el precio del Honda CR-V híbrido, sin tener en cuenta los descuentos que puedes obtener al escoger tu coche nuevo en nuestro configurador, parte de 34.200 euros y llega hasta los 46.850 euros del nivel tope de gama asociado a una tracción a las cuatro ruedas.

Pantalla del Honda CR-V híbrido 2018
  • No hay comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *