Por qué da tirones mi coche diésel o gasolina

por

Uno de los problemas que puede sufrir un coche a lo largo de su vida son los tirones. Este tipo de fallo o avería puede aparecer, sobre todo, cuando los vehículos tienen ya muchos años de antigüedad. Un buen mantenimiento al día puede evitar que aparezcan problemas y averías, aunque el paso del tiempo y de los kilómetros, así como las condiciones climatológicas, pueden hacer que aparezcan. Si alguna vez has sufrido tirones en el coche, en este artículo de vamos a explicar los principales motivos que originan esta avería.

Los motivos más generales por los que un vehículo puede sufrir tirones son debido a problemas eléctricos o mecánicos. Primero, te contamos los problemas eléctricos.

Tirones por problemas eléctricos

Los tirones en el coche provocados por problemas eléctricos son los peores porque son los más difíciles de diagnosticar, especialmente, si se trata de un coche antiguo. En el caso de los coches más modernos, se puede enchufar el escáner a la centralita del motor que identificará rápidamente el origen de la avería. Cuando el coche es más antiguo, habrá que investigar más a fondo en el taller, hasta hallar el causante del fallo.

Uno de los motivos que puede provocar los tirones en el coche es el endurecimiento del cableado, motivado por el paso del tiempo, que puede llevar hasta una rotura parcial o total, ocasionando cortes de electricidad y un funcionamiento incorrecto. También, el desgaste de las bobinas de encendido de las bujías o de las propias bujías pueden provocar los tirones. En el caso de coches que no tienen encendido electrónico, el culpable de los tirones podría ser la tapa del Delco.

Tirones por problemas mecánicos

Cuando los tirones en el coche son debido a problemas mecánicos, podemos encontrar varios factores que lo provoquen. Por ejemplo, el desgaste del cable del acelerador o de la transmisión porque tuviera los engranajes en mal estado. Otro puede ser la suciedad acumulada en los filtros de la gasolina. En este caso, debes acudir a las instrucciones del fabricante y cambiarlo cuando la distancia máxima recomendada para hacerlo esté cerca. El filtro de la gasolina sirve para contener las impurezas del carburante para que éstas no lleguen al motor, pero si se obstruye, puede provocar que, o bien el carburante no llegue al motor o no lo haga de la forma adecuada, provocando los tirones.

Los filtros de la admisión del aire pueden ser otro de los causantes de los tirones en el coche. Es fácil de limpiar, bastará con dar varios golpes cada cierto tiempo para eliminar los restos de insectos, polvo o suciedad, o también aplicar aire a presión.

Otro origen de los tirones en el coche puede estar en el catalizador, porque esté obstruido. Los catalizadores sirven para retener las partículas de la combustión que no deben salir a la atmósfera. Para ello, disponen de una especie de malla que retiene dichas partículas. Pero esa malla puede acabar obstruyéndose e impidiendo la salida del gas. Esto provocaría una acumulación de gases que saldrían de forma irregular y discontinua, generando la sensación de que el coche está dando tirones.

Por último, los tirones en el coche pueden estar provocados también por la suciedad acumulada en los inyectores que, si se obstruyen, no realizan correctamente la pulverización del combustible. Por ello, será necesario limpiarlos con algún tratamiento adecuado cada cierto número de kilómetros.

 

  • No hay comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *