¿Cómo es la nueva ITV para los coches diésel?

por

Durante los últimos tiempos estamos asistiendo a un montón de cambios en la industria de la automoción, sobre todo en lo que se refiere a homologaciones y nuevas normas anti contaminación y del consumo de carburante de los vehículos. Es por eso que las Inspecciones Técnicas de Vehículos, más conocidas como ITV’s, también se tienen que adaptar. Y nosotros te explicamos a continuación todos los cambios que acaba de recibir la nueva ITV para los coches diésel.

Compara ofertas de coches nuevos

¿Cuándo entra en vigor la nueva ITV para los coches diésel?

La nueva ITV para los coches diésel entrará en vigor a partir del próximo lunes 10 de septiembre. Esta novedad se sumará a la normativa introducida a mediados del pasado mes de mayo, que incorporó cambios como la lectura del ordenador de a bordo, la libre elección de la estación de ITV por parte del cliente, un personal con mayor formación académica, el hecho de poder pasar la ITV un mes antes de su vencimiento o el cambio de antigüedad para considerar un vehículo como histórico.

Sin embargo, lo cierto es que la medición de emisiones contaminantes se dejó para más adelante, y ese momento ha llegado ahora. Es por eso que las novedades más destacadas de las modificaciones que sufrirá la nueva ITV para los coches diésel en todo el territorio español afecta al control de dichas emisiones contaminantes. Esto no implica, no obstante, que el rechazo de vehículos por no reunir las condiciones necesarias para la circulación en materia de polución tenga que aumentar.

Cambios ITV

¿Cuáles son los cambios en la nueva ITV para los coches diésel?

La principal modificación en la nueva ITV para los coches diésel es la implantación del sistema de diagnóstico a bordo u OBD. Este sistema permite el acceso a la centralita electrónica de los vehículos, lo cual hará que el control de emisiones sea mucho más exhaustivo  eficaz. Además, las ITV podrán acceder a la válvula que redistribuye los gases del escape del vehículo, cuya configuración influye de forma decisiva en aumentar o reducir los gases de NOx.

El fabricante del automóvil en cuestión es el responsable de configurar esta válvula; sin embargo, se trata de un elemento fácil de manipular por el usuario del vehículo. Y no solo eso, sino que es una de las piezas que más se estropea, especialmente en los coches diésel más modernos. En cualquier caso, a partir de ahora la manipulación de esta válvula será razón suficiente para que la nueva ITV para los coches diésel emita un resultado desfavorable. Los vehículos más afectados por ello serán los diésel Euro 5 y Euro 6; es decir, los matriculados a partir del año 2011.

Más allá de esta novedad, también hay otros cambios en la nueva ITV para los coches diésel. Para empezar se revisarán los sistemas de seguridad como el ESP, el ABS, diversos airbags o el alumbrado, algo que también servirá para detectar manipulaciones en el cuentakilómetros o para descubrir detectores de radar ilegales. Otra de las grandes novedades es que, si obtienes un resultado desfavorable en el primer examen puedes acudir a otra estación para realizar el segundo test; así como pasar la ITV un mes antes de que venza, algo que ya se aprobó en los cambios llevados a cabo en mayo.

¿Cuánto cuesta la ITV?

No se ha anunciado de forma oficial un incremento de precios en la nueva ITV para los coches diésel. Sin embargo, lo normal sería que estas modificaciones, que exigen más formación para el personal y unas instalaciones más modernas repercutan en la tarifa de la ITV. En esto también influirían los fabricantes de vehículos, ya que algunos cobran a los talleres no oficiales por acceder a la centralita del vehículo.

  • No hay comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *