por Carlos Serrano

¿Qué motor y acabado del Opel Astra elegir?

Tras los seis años que estuvo en el mercado el anterior Opel Astra (denominado J), en septiembre de 2015 Opel presentó la última generación (K) en el Salón Internacional de Frankfurt. Una de las novedades más importantes de este último modelo es una destacable reducción de peso, hasta 200 kg más ligero que la generación anterior. El diseño se adapta mucho más a lo que demanda el mercado, siendo más afilado y no tan voluminoso como la generación previa. La moda del downsizing, es decir, motores con menor cilindrada y turbo para reducir consumos y emisiones llegó en esta generación del Astra.

El Opel Astra a la venta actualmente mide 4,37 metros de longitud, 1,49 m de altura y 1,81 m de anchura, está en la media del segmento de los compactos, al igual que el maletero, que promete 370 litros de capacidad, tal y como te comentamos en nuestro artículo sobre Interior, medidas y maletero del Opel Astra. El compacto sólo se vende en las siguientes versiones, 5p y familiar, denominado Sports Tourer. A nivel de conducción el Opel Astra 2016 se muestra mucho más ágil que el modelo anterior, que pecaba de balanceos debido a su sobrepeso.

Opel Astra medidas

Configura tu Opel Astra

¿Qué motorización escoger para el Opel Astra?

El Opel Astra 2016 puede montar siete motorizaciones distintas gasolina o diésel. Las motorizaciones gasolina constan de tres bloques, empezando por un bloque de 1 litro tricilíndrico Turbo que declara 105 CV, el siguiente motor es el 1.4 de cuatro cilindros Turbo en dos potencias, 125 CV y 150 CV, y por último el tope de gama es el 1.6 Turbo de 200 CV. En cuanto a la gama diésel tenemos un solo bloque, disponible en tres potencias, 110 CV, 136 CV y 160 CV. Además, el Astra puede montar cuatro cajas de cambio distintas, dos manuales de 5 y 6 velocidades y dos automáticas, una de embrague pilotado y otra de convertidor de par. Dependiendo mucho del perfil de conducción del usuario que se plantee la compra de un Opel Astra habrá que plantearse que motor adquirir.

Gasolina

En cuanto a los motores gasolina, el más equilibrado y refinado es el 1.4 Turbo de 150 CV, el 1.0 Turbo de 105 CV es un motor tricilíndrico, por lo que genera más vibraciones y puede quedarse corto en algunas situaciones. La diferencia de precio entre el 1.4 Turbo de 125 CV y de 150 CV es de tan sólo 435 euros, por lo que vale la pena pagar la diferencia. Además, el 1.4 Turbo de 150 CV tiene un consumo homologado de 5,1 litros a los 100 km, pero en condiciones de uso real se queda un poquito por debajo de los 7 litros. Es un consumo muy contenido para un compacto de 150 CV.

En caso de que queramos una versión más dinámica podemos optar por la versión 1.6 Turbo de 200 CV, que además está asociada al acabado deportivo GSi Line, que resulta mucho más atractiva. Sin embargo, tiene un sobrecoste de más de 4.000 euros y un consumo que se eleva más de 1 litro respecto a la versión 1.4 Turbo. Así que habría que plantearse seriamente si vamos a aprovechar esa potencia en el día a día, cuando realmente 150 CV resultan más que suficientes en cualquier situación.

Diésel

La gama diésel no es tan amplia como la gasolina, puesto que se limita a un solo bloque. Sin embargo, la diferencia de precio entre las tres diferencias potencias no es tan elevada como para quedarnos en el escalón inferior. Por sólo 500 euros más podemos optar a la versión de 136 CV en lugar de quedarnos con la de 110 CV. Si quisiéramos saltar a la versión de 160 CV deberemos abonar casi 3.000 euros más respecto a la de 136 CV puesto que también va asociada exclusivamente al acabado deportivo GSi Line. A no ser que busques este acabado más dinámico, no vale la pena pagar dicho sobreprecio, la versión de 136 CV es más que solvente en todas las situaciones, aunque el consumo es prácticamente calcado en todas las versiones diésel, difiriendo solamente en 0,5 litros más entre la versión de 110 CV y la de 160 CV.

Conclusiones

Cuando llega el momento de elegir entre gasolina o diésel en el Opel Astra, nosotros lo tenemos claro. A no ser que hagas más de 15.000-20.000 km al año, te recomendamos encarecidamente que adquieras un Opel Astra gasolina. Las versiones diésel cada vez más están sufriendo restricciones en las ciudades y se devaluarán más rápido, además del sobrecoste que suponen sobre las versiones gasolina. En cuanto a escoger un tipo de transmisión, nosotros recomendamos la transmisión manual, tiene un funcionamiento suave y una fiabilidad contrastada. La opción automática para los motores que recomendamos se limita sólo a un cambio CVT, cuyo funcionamiento no es tan agradable ni refinado como un cambio de doble embrague (DSG del grupo Volkswagen por ejemplo) por lo que pagar el sobrecoste no compensa.

Opel Astra Interior

¿Qué acabado escoger?

El Opel Astra está disponible sólo en tres niveles de acabado, la gama parte con el acabado básico Selective, el intermedio es el Dynamic y el tope de gama es el GSi Line, asociado a los motores más potentes como comentábamos anteriormente. La diferencia entre ellos es de unos 3.000 euros, por lo que hay que analizar bien qué estamos buscando para elegir el correcto. El Selective equipa llantas de 16 pulgadas, Radio IntelliLink 4.0 con plena conectividad con smartphones, climatizador de una zona, 9 airbags, control de crucero y faros halógenos entre otros. Es un acabado base bastante completo, pero sólo se puede escoger en las motorizaciones menos potentes. En caso de que queramos escoger las motorizaciones intermedias, deberemos subir de acabado, es decir, escoger el acabado Dynamic. Dicho acabado añade: llantas de nuevo diseño, asientos deportivos, reposabrazos delantero, cámara de seguridad frontal, pilotos traseros LED, antinieblas, climatizador bizona y modo sport entre otros. Por último el acabado tope de gama, el GSi Line, asociado a los motores más potentes, a nivel estético suma elementos más deportivos además de completar el equipamiento al máximo. Dicho acabado añade respecto a los anteriores: pack deportivo OPC line, molduras cromadas, llantas de 17 pulgadas, pedales deportivos, sensores de aparcamiento, faros matriciales LED, retrovisores plegables, navegador con conectividad con smartphones y volante deportivo entre otros.

Conclusiones

Puede sonar a tópico, pero realmente quedarse con el acabado intermedio del Opel Astra es la mejor opción. La diferencia de 3.000 euros no compensa en muchos casos el equipamiento extra, en caso de querer darle un aspecto más deportivo al acabado Dynamic, podemos añadir las llantas de 17 pulgadas por 150 euros o el pack OPC Line por poco más de 1000 euros. Así, tendremos un Astra con carácter deportivo, sin llegar a los precios del GSi Line. Uno de los extras que más nos gusta de los últimos modelos de Opel son los asientos AGR, que probamos en la prueba del Opel Insignia, tienen una ergonomía prácticamente sin rival, y en caso de que tengamos problemas de espalda o queramos el máximo confort es un extra muy recomendable pese a su precio de algo más de 2.000 euros. En todo caso, el Opel Astra Dynamic será capaz de satisfacer a la gran mayoría de conductores, puesto que tiene todo lo esencial y más para disfrutar de un vehículo muy completo a muy buen precio.

Opel Astra medidas
  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *