por Víctor Delgado

¿Qué motor elegir en el Nissan Qashqai?

El Nissan Qashqai es un SUV compacto con mucho éxito en el mercado español en cuanto a volumen de ventas. Prácticamente cada mes se cuela entre los diez modelos más vendidos en nuestro país. Por eso, si estás buscando un coche nuevo el Nissan Qashqai es uno de los vehículos que podría encajar en lo que estás buscando. Pero, llegados a este punto, ¿sabrías qué motor elegir en el Nissan Qashqai?

Configura tu Nissan Qashqai

Quieras el motor que quieras, así como colores, acabados o equipamiento extra, en Carnovo puedes ahorrar más de 4.000 euros de media en la compra de tu coche nuevo. ¿Quieres recibir en tu correo electrónico y en menos de 24 horas las mejores ofertas de los concesionarios oficiales que están más cerca de tu casa? Entonces escoge el modelo que más te guste en nuestro configurador… ¡y ya lo tienes! ¡Sin moverte del sofá!

Qué motor elegir en el Nissan Qashqai

¿Cuáles son las opciones?

La gama mecánica del Nissan Qashqai está conformada por cuatro motorizaciones diferentes. Dos de ellas son de gasolina, con un DIG-T de 115 CV y otro de la misma familia con una potencia de 163 CV. Mientras tanto, las alternativas diésel están formadas por dos propulsores dCi de 110 y de 130 CV de fuerza. Dependiendo del motor y del acabado se pueden asociar a una tracción total y a una caja de cambios automática.

¿Qué motor elegir en el Nissan Qashqai?

El motor más equilibrado del Nissan Qashqai es, en mi opinión, el dCi con 130 CV. Desde apenas 1.500 rpm ofrece un empuje más que aceptable y resulta muy aprovechable, ya que sigue tirando hasta casi el corte de inyección. Su par motor, de 320 Nm, son suficientes para mover con soltura este coche, que pesa más de tonelada y media. Además, en ningún caso es molesto por ruido o vibración, ya que la percepción en el habitáculo es la de un coche silencioso.

¿4×4 o no 4×4? ¿Y el cambio de marchas?

Realmente, la opción 4×4 en un SUV no parece muy necesaria. La unidad que probé la llevaba incorporada, y aunque cada vez los sistemas de tracción total están mejor conseguidos, no creo que sea muy lógico contar con una en un vehículo que no está hecho para circular expresamente fuera del asfalto.

Su altura libre con respecto al suelo ya es lo suficientemente buena como para salir a caminos de tierra con plenas garantías. En otras palabras: casi todo lo que puedes hacer con la tracción 4×4 del Nissan Qashqai también puedes hacerlo con un sistema 4×2.

En lo relativo a su cambio de marchas, he de reconocer que no he probado el automático. Sin embargo, la transmisión manual de seis velocidades funciona muy bien en combinación con el motor dCi de 130 CV (es muy complicado encontrarse en una situación en la que le falte fuerza y tengas que bajar de marcha) y tiene un tacto muy bueno con inserciones precisas, aunque he encontrado los recorridos algo largos.

Piloto trasero del Nissan Qashqai
  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *