por Redacción Carnovo

Mercedes-Benz Clase C 2018: todo lo que conocemos de él hasta ahora

Mercedes-Benz será una de las marcas protagonistas en el próximo Salón de Ginebra que se celebrará en marzo. La marca de la estrella presentará un buen número de novedades en la cita suiza, entre ellas, la esperada nueva generación del Clase A. Pero, además del compacto, mostrará también el nuevo Mercedes-Benz Clase C 2018, una actualización del modelo que se comercializa desde 2014 y que afecta, principalmente, al equipamiento tecnológico para seguir compitiendo con el BMW Serie 3 y el Audi A4.

¿Estás pensando en comprar un Mercedes-Benz Clase C pero no puedes esperar a que salga la versión 2018? Accede a nuestra web y configúrate el modelo actual y compara las mejores ofertas de concesionarios oficiales a nivel nacional sin salir de casa. Y si no lo tienes claro accede a nuestra sección de pruebas de coches y despeja tus dudas en la compra de tu próximo coche nuevo.

Pocos cambios estéticos

A nivel estético, el Mercedes-Benz Clase C 2018 cambia muy poco con respecto al modelo de 2014. Las principales diferencias tienen que ver con nuevos paragolpes, una nueva parrilla, que será diferente dependiendo del nivel de equipamiento, y un nuevo diseño de la iluminación de los faros. Ahora, pueden tener tecnología LED High Performance o Multibeam LED, que ya utiliza el Clase E y Clase S. Estos últimos están compuestos por 84 proyectores LED individuales y sistema Ultra Range para las luces largas. También estarán disponibles dos nuevos colores metalizados en la paleta de opciones: gris Mojave y verde Esmeralda.

Interior mejorado y más tecnológico

Mientras que los cambios en el exterior son muy sutiles, el interior del Mercedes-Benz Clase C 2018 si presenta importantes novedades, especialmente, en cuanto a equipamiento tecnológico. La más importante es que ahora se puede equipar, opcionalmente, con un cuadro de instrumentos digital, compuesto por una pantalla de 12’3 pulgadas. No obstante, no será un sistema de doble pantalla como en el Clase S y Clase E o el nuevo Clase A, ya que éste no llegará hasta la próxima generación del Clase C.

También incorpora una nueva pantalla de 10’25 pulgadas del sistema multimedia Comand, aunque las versiones de serie contarán con una pantalla más pequeña, de 7 pulgadas. El volante es de nueva factura, en la línea de los últimos productos de Mercedes-Benz, e incluye mandos táctiles. Del mismo modo, ahora los mandos del control de crucero están integrados en el volante, y no en una zona aparte como ocurría antes. Otro aspecto que Mercedes-Benz ha mejorado en su berlina es la calidad de los acabados. Desaparecen los plásticos en acabado negro piano de las versiones menos equipadas y son sustituidos por madera

Conducción semi-autónoma

El Mercedes-Benz Clase C 2018 hereda de sus hermanos mayores, el Clase S y Clase E, gran parte de los sistemas de seguridad y ayudas a la conducción. Entre ellos, el sistema de conducción semi-autónoma apoyado en un conjunto de cámaras y radares que controlan la carretera en una distancia de 500 metros. También hay un nuevo Head Up Display mejorado que incluye nuevas funciones que no tenía el modelo anterior. Detector de ángulo muerto, asistente de mantenimiento de carril o el asistente de aparcamiento serán otras de las muchas ayudas de la conducción.

Tres líneas de equipamiento

El Mercedes-Benz Clase C 2018 será presentado en marzo, en el Salón de Ginebra y, presumiblemente, las primeras entregas no se realizarán hasta algunos meses después. Habrá tres líneas de equipamiento: Avantgarde, Exclusive y AMG-Line. Esta última tendrá un aspecto más deportivo y lucirá una parrilla exclusiva con elementos diamantados.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *