por Víctor Delgado

Kia Rio 2018: prueba de consumo

Durante estos días hemos tenido la oportunidad de probar a fondo un Kia Rio. La unidad que nos han prestado de este utilitario asiático estaba dotada del motor de gasolina más potente, un pequeño propulsor 1.0 T-GDi con tres cilindros y 100 CV de potencia. Sobre el papel, uno de sus puntos más fuertes es la economía de uso, ya que permite disfrutar de una buena cifra de potencia a cambio de un consumo de combustible muy ajustado.

¿Te gustaría ahorrarte hasta 4.000 euros de media en la compra de tu nuevo Kia Rio 1.0 T-GDi de 100 CV? Entonces entra en nuestro configurador y elige el acabado y el equipamiento que más te guste… ¡y ya lo tienes! En tan solo 24 recibirás en tu correo electrónico las mejores ofertas de los concesionarios más cercanos a ti. ¿A qué estás esperando?

Compara ofertas del Rio

Kia Rio: consumo real

La mecánica de este Kia Rio pertenece al grupo de motores que sigue la corriente de downsizing. Esta se rige por fabricar bloques de una cilindrada menor a la habitual para reducir el consumo de combustible. Además, en este caso en particular contamos con un propulsor de tres cilindros, lo cual en teoría debería reducir todavía más el consumo. ¿Y es eficiente por ello el Kia Rio 1.0 T-GDi de 100 CV?

La respuesta es que sí. Rotundamente. De hecho, es el primer coche de pruebas que nos encontramos en el que el consumo de combustible calculado a través del ordenador de a bordo del vehículo es superior (y no por poco) al real de nuestro trayecto de pruebas. En concreto, unos 0,5 l/100km más.

Lo mejor es que, para obtener estos consumos tan contenidos, tampoco es que el conductor necesite ser especialmente cuidadoso con el acelerador. Lo único que hace falta es no realizar una conducción deportiva, en cuyo caso el consumo medio de combustible tampoco sube mucho más allá de los 6,5 o los 7 l/100km.

Los consumos de combustible quedan, por tanto, de la siguiente manera:

  • Consumo oficial: 4,5 l/100km.
  • Consumo según el ordenador de a bordo: 5,6 l/100km.
  • Consumo real según nuestra prueba: 5,1 l/100km.

¿Cómo realizamos esta prueba?

Para llevar a cabo esta prueba de consumo hemos trazado una ruta de 100 kilómetros que transcurre a partes casi iguales por autovía y autopista, ciudad y carreteras secundarias. Lo que hacemos es llenar el depósito hasta que este no admite ni una gota más de combustible. De esta forma, cuando volvamos a la estación de servicio y llenemos de nuevo del depósito de combustible hasta que no quepa nada más, el surtidor nos dice cuántos litros ha consumido en una conducción lo más mixta posible.

Conclusión

Circular dentro de la ciudad con el Kia Rio resulta sencillo gracias a sus contenidas medidas, de 4,06 metros de longitud y 1,72 de anchura, a su visibilidad desde prácticamente todos los ángulos y a una conducción muy cómoda, con una dirección que permite girar el vehículo fácilmente y una suspensión que filtra bien los baches. Además, su consumo de combustible es realmente bueno y se acerca a la cifra oficial homologada por el fabricante.

  • Nota de la prueba de consumo de Carnovo: 9,5.
  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *