por Víctor Delgado

¿Interesa comprar un coche eléctrico? La odisea de los enchufes

En la segunda parte del viaje que me llevó a recorrer España con un BMW 330e iPerformance, una berlina premium híbrida enchufable, nombré un problema común en nuestro país si tienes un coche eléctrico… o uno con un sistema de propulsión híbrido enchufable. El inconveniente principal de este tipo de vehículos es complejo de resolver, aunque parezca muy fácil. ¿Dónde diablos enchufo el coche eléctrico?

De esta forma, todas las cosas buenas que tiene un coche eléctrico o un híbrido enchufable, como es el agrado de marcha, lo respetuosos que son con el medio ambiente o el hecho de que sus desplazamientos salen más económicos con un vehículo de combustión, se van al garete a la hora de necesitar un enchufe. A continuación expongo las principales opciones que tienes si quieres comprarte un coche eléctrico o híbrido enchufable, o incluso si ya tienes uno.

En cualquier caso, si quieres comprar un vehículo nuevo, ya sea eléctrico, híbrido o de combustión, y ahorrar más de 4.000 euros de media en su compra, entra en Carnovo. Lo único que necesitas es meterte en nuestro configurador y escoger el coche nuevo que más te guste. En menos de 24 horas recibirás en tu correo electrónico las mejores ofertas de los concesionarios oficiales más cercanos a ti. ¡Sin moverte del sofá!

Instalarlo en tu casa

No cabe duda: lo más cómodo (y recomendable) es instalar un enchufe para tu coche eléctrico en tu propia plaza de garaje. Así, cada vez que aparques el vehículo te aseguras que está cargando. En resumidas cuentas, la “broma” te supondrá informar a los vecinos (no hace falta que estén de acuerdo de acuerdo a la Ley 19/2009, pero te puede costar alguna bronca con ellos) y un coste aproximado de unos 1.500 euros. Lógicamente, si eres de los afortunados que vive en un chalet o en una vivienda unifamiliar, te ahorras la parte de decírselo a los vecinos.

Obtener el permiso del Ayuntamiento

También puedes solicitar una tarjeta o un permiso al Ayuntamiento de turno para que te deje recargar tu coche eléctrico de manera gratuita. Pero corres el riesgo de que la plaza esté ocupada, claro. Además, los trámites son bastante engorrosos, teniendo que ir hasta el Ayuntamiento, presentando diversas fotocopias de documentos, etc. De este modo, si tienes una unidad de pruebas durante unos días como ha sido el caso no merece la pena; otra cuestión es evaluar si te interesa al tener un vehículo enchufable en propiedad.

Tesla Supercharger

Pagar un parking privado

Otra alternativa es aparcar tu coche en una plaza de parking privado de los que suele haber por el centro de las ciudades. Cada vez más empresas de este tipo tienen habilitadas varias plazas en las que se puede recargar un coche eléctrico o híbrido enchufable. El fastidio en este caso es el precio a pagar, pues por lo general las tarifas son bastante elevadas en comparación con las de un garaje comunitario tradicional.

Rezar porque no esté ocupado un sitio público

Hoy en día hay muchos hoteles o centros comerciales que cuentan en sus aparcamientos con puntos de recarga gratuitos. El problema es que, o están desconectados o estropeados (me he encontrado en dos ocasiones con este inconveniente y me parece de traca), o están ocupados por otro vehículo enchufable debido a que ya alcanzan un volumen de ventas significativo. Concretamente, un 0,6% en lo que va de año, con 2.112 unidades. Esto me lleva directamente a preguntarme algo obvio: ¿qué pasará cuando el uso del coche eléctrico esté masificado?

¿Y si tengo una urgencia?

Ponte en situación: acabas de llegar a casa de trabajar, o de cualquier otro lado que te haya exigido desplazarte con tu coche eléctrico. La batería está casi agotada pero… ¡stop! Te ha surgido una urgencia (laboral, familiar o de cualquier tipo) y tienes que volver a coger el coche. ¡Y la batería no te da para recorrer más de 5 km! ¿Dispones de (con suerte) media hora para cargar una buena parte de la pila del vehículo o te decantas por coger un coche con motor de combustión, en el que arrancas y te vas?

La demostración definitiva

Uno de los fabricantes que sabe un rato de coches eléctricos es Nissan. En su gama tiene al Nissan Leaf, el coche eléctrico más vendido del mundo. Y su estrategia deja patente lo que expongo en este artículo: si te compras un coche eléctrico Nissan te dan tres meses para cambiarlo por uno de con motor combustión sin compromiso, te regala 1.000 euros para instalar un punto de recarga en tu casa… y te presta gratis un coche de combustión durante 14 días al año en los primeros tres años para que viajes a donde quieras, ya que es muy difícil garantizar que puedas cargar un coche eléctrico en cualquier parte.

Conclusión

La compra de un coche eléctrico tiene muchas ventajas, pero también muchas desventajas. No todo es tan bonito como lo pintan. Hace unos meses mantuve una interesante charla con el principal encargado del departamento de vehículos eléctricos de un importante fabricante y me dijo que las marcas de coches están preparadas para desarrollar eléctricos cada vez mejores. Y estoy totalmente de acuerdo. Sin embargo, en España, tanto el Gobierno como los diferentes Ayuntamientos ponen muchísimas trabas.

Por lo tanto, ¿interesa comprar a día de hoy un vehículo eléctrico? Puede ser, pero lo primero que tienes que hacer es pensar en el uso en sí que le vas a dar al coche. Mi opinión es que lo compraría solamente si tengo una plaza de garaje propia con un enchufe instalado y si dispongo de otro automóvil con motor de combustión para las urgencias o los desplazamientos más largos, dejando el coche eléctrico para ir por la ciudad o para los viajes de pocos kilómetros.

Motor
  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *