por Alex León

Qué impuestos pagamos por nuestro coche nuevo

Si estás pensando en comprar un coche nuevo, seguramente estarás sacando cálculos para conocer a cuánto ascenderán los gastos. Y es que no sólo hay que tener en cuenta el presupuesto para la compra, el seguro y un posible aparcamiento: Por el simple hecho de contar con un coche hay que abonar una serie de tributos, empezando por el IVA y el Impuesto de matriculación una vez realizada la adquisición. Después habrá que hacer frente al Impuesto de Circulación, una tasa que debe pagarse todos los años y que es obligatorio si se pretende utilizar el vehículo.

A continuación te hablamos de estos impuestos a vehículos nuevos en España pero antes, recuerda, si accedes a nuestra web y te configuras el coche que tú quieras recibirás las mejores ofertas de concesionarios oficiales a nivel nacional sin salir de casa. ¿Quieres saber más? Averigua cómo funciona Carnovo.

IVA

La compra de un coche nuevo está sujeto al pago del IVA correspondiente, que es del 21%, aunque siempre existen algunas exenciones, como es el caso de los vehículos matriculados a nombre de personas que cuenten con un grado de minusvalía igual o superior al 33%, que sólo asumirán el 4%.

Impuesto de Matriculación

Este impuesto solo debe abonarse una sola vez y grava la matriculación del coche. Debe abonarse tanto en el caso de los coches nuevos como en aquellos que se matriculan por primera vez en el país.

Si además estás pensando en comprar un nuevo número de tu matrícula, te recomendamos leer nuestro artículo sobre cambiar la placa de la matrícula.

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

Se aplica sobre la adquisición de vehículos de segunda mano y dicho cargo debe asumirlo el que compra el coche.

Te hablamos más sobre esto en nuestro artículo sobre los trámites al comprar un coche a un particular.

Impuesto de Circulación

El Impuesto de Circulación, también conocido como Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, es un tributo directo que deben abonar los propietarios de la mayor parte de vehículos solo por tenerlos y poder circular.

·         ¿Cuándo se paga el impuesto de circulación?

Esta tasa se abona de manera anual y el periodo de pago depende de cada ayuntamiento. Alguno lo carga en el primer semestre del año, pero otros pueden hacerlo en el último trimestre.

·         ¿Quién paga el impuesto de circulación?

El encargado de pagar el Impuesto de Circulación es el propietario del coche, la persona que aparezca como dueña en el permiso de circulación a 1 de enero.

·         ¿Dónde pagar el impuesto de circulación?

Si todavía tienes dudas sobre dónde pagar el Impuesto de circulación, al tratarse de un tributo municipal será preciso abonarlo en el ayuntamiento de tu localidad. Lo más cómodo pasa por domiciliar el pago y cada año lo carguen a la cuenta. Tienes también la posibilidad de esperar a que te llegue la carta de pago y abonarla en el propio consistorio o en una entidad bancaria dentro de los plazos fijados.

·         ¿Cuánto cuesta el impuesto de circulación?

En el caso de que quieras conocer cuánto cuesta el impuesto de circulación resultará complicado conocer este detalle, ya que dependerá básicamente de cada ayuntamiento. En el caso de San Sebastián, presenta la tasa más alta de España, cinco veces superior a lo que cobran en la ciudad autónoma de Melilla. El precio de la tasa se calcula a partir de una fórmula que tiene en cuenta el tipo de combustible, los cilindros, etc.

Como puedes observar, hay muchos puntos a tener en cuenta al comprar un coche nuevo, no obstante, por suerte siempre son los mismos pasos.

¿Crees que deberíamos ampliar con más información alguno de estos puntos?

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *