por Víctor Delgado

Goodyear Oxygene: los primeros neumáticos con musgo

En el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2018 hemos visto muchísimas novedades. Y no solo referentes al lanzamiento de nuevos modelos de vehículos, sino también de componentes relacionados con el mundo de la automoción. Por ello, el fabricante de neumáticos Goodyear ha elegido la cita suiza para dar a conocer su nuevo producto: unos neumáticos con musgo llamados Goodyear Oxygene.

De momento tan solo se trata de un prototipo de neumático, pero es posible que Goodyear se base en él y en su tecnología de cara a fabricar neumáticos más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente en un futuro. La idea es reducir las emisiones, la pérdida de energía y el desperdicio de materiales en los desplazamientos urbanos; aunque todavía está en una fase primaria de su desarrollo.

Recuerda que, aunque no el neumático del futuro, en el configurador de Carnovo.com puedes elegir el coche que más te guste y ahorrar en su compra más de 4.000 euros de media. ¿Cómo? Pues tan solo configurando tu modelo preferido y esperando, como mucho, 24 horas: en ese plazo habrás recibido al menos las cinco mejores ofertas de los concesionarios oficiales más cercanos a ti.

¿Cómo funciona?

Están formados por una estructura abierta compuesta por musgo vivo en su parte lateral. Su diseño y su banda de rodadura hacen que la humedad y el agua acumulada en el asfalto deriven hacia el musgo del neumático para que pueda realizar la fotosíntesis. Con ello se consigue que, mientras el vehículo vaya circulando, el neumático esté liberando oxígeno en todo momento.

Al mismo tiempo que realiza la fotosíntesis el neumático también absorbe el CO2 de la atmósfera, reduciendo de esta manera la contaminación ambiental. Según los números de Goodyear, en una ciudad con dos millones y medio de vehículos se podrían generar 3.000 toneladas de oxígeno al año y absorber más de 4.000 toneladas de carbono… si todos los coches utilizasen estos neumáticos.

Generadores de electricidad

Por si fuera poco, desde Goodyear también aseguran que la fotosíntesis del musgo de sus neumáticos también generará una electricidad que podrá alimentar los componentes electrónicos del automóvil. Lo haría a través de diversos sensores que igualmente se encargarían de recabar información acerca de la calzada para transmitirla al vehículo.

Para terminar, la idea de fabricación que se tiene acerca de los Goodyear Oxygene es que se produzcan mediante la impresión en 3D usando el polvo del caucho de los neumáticos convencionales usados. Por su parte, Chris Delaney, Presidente de Goodyear Europa, Medio Oriente y África, ha declarado que “la demanda de redes de transporte en entornos urbanos aumentará. Una infraestructura y un transporte más inteligentes serán cruciales para abordar los próximos desafíos de la movilidad y el desarrollo urbanos”.

  • No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *