Gasóleo es diésel: significado y tipología explicada

por

Gasóleo es diésel, gasoil, petrodiésel… son diferentes formas de llamar a este carburante patentado por Rudolph Diésel en 1892, que llegó para mejorar la eficiencia de la máquina de vapor, (de hecho, lo logró pasando de un 7 a un 75 por ciento de eficacia). Pero, ¿qué sabes de este tipo de combustible? En este artículo te explicamos de qué se trata, así como su tipología, pero lo primer que tienes que saber es que sí: gasóleo es diésel.

Considerado el tipo de carburante que genera consumos más ajustados en los vehículos en comparación con la gasolina, se trata de un hidrocarburo compuesto por parafinas que se utiliza principalmente como combustible para generar calor en calderas y la calefacción y en motores diésel. A continuación, te explicamos los tipos de gasóleo o diésel que existen hoy por hoy en el mercado y que pese a que su popularidad ha bajado estrepitosamente en nuestro país todavía sigue siendo el más popular para repostar aeronaves, camiones y autobuses:

Tipos de gasóleo

En la actualidad encontramos disponibles para repostar en las gasolineras tres tipos de gasóleo y a continuación te explicamos sus principales características para que no te pierdas ningún detalle y sepas cuáles son los más adecuados para el motor de tu vehículo:

 

Gasóleo A

Se trata del más popular y el que se utiliza para repostar automóviles de turismo, es decir, cualquier coche dirigido a un gran público de masas. Se trata del tipo de gasóleo más refinado y por lo tanto el de más calidad y adecuado para nuestros coches y también para camiones. Contiene una serie de componentes que facilitan a reducir el consumo, las emisiones de sustancias contaminantes y protege el sistema de inyección. Es el más caro, se le añade colorante amarillo para distinguirlo y tiene una variante llamada biodiesel que no se destila del petróleo y se oxigena con éter a base de aceites vegetales o grasas animales.

Gasóleo B

Es otro tipo de carburante utilizado para repostar vehículos más pesados como son coches industriales, embarcaciones, vehículos autorizados y maquinaria agrícola. Como curiosidad, se le aplica un colorante rojo para distinguirlo del resto y no se puede utilizar en turismos convencionales y camiones ya que se considera un delito utilizarlos en ese tipo de medios de transporte ya que está exento de pagar los impuestos del Gasóleo es diésel A. Entre sus componentes encontramos mayor número de parafina que el tipo de gasóleo explicado anteriormente, por lo que puede solidificarse a temperaturas bajas. Por otro lado, al estar menos filtrado, puede ocasionar problemas de mantenimiento si se emplea en vehículos no autorizados.

Gasóleo C

Este tipo de combustible fósil no se emplea en vehículos si no que directamente se utiliza para hacer funcionar calderas y sistemas de calefacción por lo que su uso es básicamente para producir calor. Es el más barato y está completamente prohibido utilizarlo en vehículos convencionales, su uso en ello puede dañar su mecánica y perjudicar su funcionamiento.

  • No hay comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *